La diputada federal por Jalisco, Mirza Flores Gómez, del partido Movimiento Ciudadano, debe ser en estos momentos la política jalisciense mejor posicionada y con mayor ascendencia en el ámbito político nacional de entre todas sus pares en el estado. Su inclusión en la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados así lo demuestra.

El propio partido MC lo presumió este 30 de agosto: “El día de ayer nuestra diputada federal @MirzaFloresG, vicecoordinadora de la @BancadaNaranja se convirtió en la primera mujer es (sic) ser parte de la Junta de Coordinación Política de la @Mx_Diputados”.

El hecho resulta sobresaliente, pues en Jalisco los grupos políticos más influyentes siguen estando compuestos mayormente por hombres, es el caso tanto del alfarismo como del “Grupo UdeG” de Raúl Padilla que domina a la Universidad de Guadalajara.

Mirza Flores Gómez, por su parte, es una de las integrantes originarias del alfarismo. El propio Clemente Castañeda Hoeflich, coordinador nacional del partido MC, lo señaló recientemente, el 29 de julio: “Con @MirzaFloresG tuve la oportunidad de iniciar el proyecto de @MovCiudadanoMX en Jalisco. La conozco desde que fuimos compañeros de la prepa; me consta su experiencia, vocación de servicio y entereza. Ella se ha ganado un lugar fundamental en este Movimiento”.

En Jalisco, la legisladora ha estado a cargo de operar para el alfarismo acciones que requerían de cierta “rudeza”, así lo hizo con la desaparición del OPD del Instituto Jalisciense de las Mujeres –sustituido por una Secretaría–, y ahora con la eliminación de los sueldos a los integrantes del CPS.

FIESTAS NO, ANTROS SÍ

La Mesa de Salud de Jalisco y la Coordinadora General Estratégica de Desarrollo Social, Bárbara Casillas, dieron banderazo ayer a la reapertura de antros y bares ante la “estabilización” en el número de casos activos y hospitalizaciones por COVID-19.

Las autoridades señalaron que bares y antros se reactivarán a un 25 por ciento, restaurantes con el 50 por ciento y hoteles al 80 por ciento. Respecto a los eventos privados permitirán los que convoquen hasta 150 personas en lugares cerrados y 300 para espacios abiertos. Lo que continuará cancelado, aclararon, son las Fiestas Patrias, Fiestas de Octubre, Fiestas Patronales, informes de Gobierno y tomas de protesta.

Nos comentan que la decisión no causó entusiasmo entre el sector, ya que muchos de ellos burlaron la ley y nunca cerraron pese a la tercera ola de contagios.