Las autoridades de Jalisco tomaron una decisión, seguramente impopular y polémica, pero al parecer necesaria por el contexto, al comenzar a exigir en el estado la presentación de certificados de vacunación y pruebas PCR negativas para poder ingresar a establecimientos comerciales como bares, antros y espectáculos masivos.

Aunque desde días atrás había trascendido que el gobierno de Enrique Alfaro se sumaría al grupo de autoridades que están exigiendo este tipo de documentos a los ciudadanos para poder disfrutar de los espacios de esparcimiento, no estaba del todo claro que se atrevería a dar ese paso, ante la controversia y el costo político que podría acarrear su implementación.

“El gobernador Enrique Alfaro informó que a partir del 14 de enero se solicitará a los ciudadanos contar con un certificado de vacunación o prueba negativa o pruebas PCR con una vigencia de 48 horas para algunas actividades de carácter recreativo, por ejemplo, casinos, bares y antros, estadios (donde el aforo bajará al 60 por ciento), conciertos, salones de eventos, centros de convenciones y eventos masivos”.

El gobernador Alfaro comentó que la medida es “vanguardista”; sin embargo, habrá que ver cómo reaccionan los jaliscienses ante este nuevo requisito, aunque se están dando distintas alternativas para satisfacerlo.

“En cuanto al certificado de vacunación para eventos masivos a partir del viernes 14 de enero, puede ser con esquema completo (dos dosis) o con una sola dosis y solo aplica a mayores de 18 años de edad. Ante esto, puede presentarse el certificado federal, la papeleta de vacunación entregada en Jalisco o el comprobante de vacunación aplicado en Estados Unidos u otro país”.

¿RESURGE EL PACTO?

También llamó la atención que estuviera presente en el anuncio de estas nuevas medidas contra la pandemia –y sentado a la derecha del gobernador, por cierto–, el rector de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva, pues este había señalado que ya no asistiría a la Mesa de Salud, debido al conflicto político y presupuestal que existe entre el estado y la casa de estudios.

¿Será una señal de que el conflicto podría estar llegando a su fin? Por lo pronto, el rector explotó su perfil más político con una declaración contundente.

“Tengan la tranquilidad, todos los jaliscienses, de que esta Mesa de Salud nunca ha dejado de trabajar: seguimos muy coordinados, se siguen tomando las mejores decisiones para Jalisco en el terreno de la salud”, manifestó.