La actual alcaldesa de Tláhuac, Berenice Hernández, y el exdelegado y líder local de Morena en la demarcación, Rigoberto Salgado, han tenido fuertes discusiones por el manejo de la administración gubernamental. Se dice que Salgado Vázquez (quien designó a la candidata de Morena en Tláhuac por su poder en la zona) regaña a Hernández Calderón por no poder lidiar con los problemas vecinales y los descontentos que existen con el partido.

Ante esto, hay quienes ven una ruptura (hasta un posible cambio de partido en la alcaldía) y que, por fin, salgan a relucir algunas presuntas irregularidades de Rigoberto Salgado, quien en 2017 salió bien librado de un proceso donde buscaban destituirlo por sus presuntos nexos con el crimen organizado. De ser así, habría una crisis política en Tláhuac, alcaldía que en el pasado proceso electoral fue muy disputada.

Defensa ¿tardía?

No les falta razón a los diputados de oposición quienes se manifestaron en contra de la propuesta de austeridad del Ejecutivo federal para el Instituto Nacional Electoral, quienes consideraron esto como una intromisión a la autonomía del INE, pero no deja de llamar la atención que pareciera que algunos andan más en busca del reflector que otra cosa, porque, por ejemplo, durante la presentación de las reservas al dictamen del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2022, ningún diputado incluyó alguna para evitar el recorte presupuestario para el INE. Sí, no les alcanzaban los números para que se tomara en cuenta ninguna reserva, pero de entre más de las mil 900 presentadas no hubo alguna que defendiera la autonomía financiera del Instituto, como ahora pretenden.

Aviso a interesados

Aunque la futura compra-venta de Banamex será un proceso largo y predominantemente entre particulares, no deja de ser significativa la postura del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien expresó su interés para que el banco vuelva a ser “mexicano”, y hasta dio nombres de posibles compradores. No hay que olvidar que mucho tendrán que decir la Secretaría de Hacienda y la Cofece para que la operación llegue a buen puerto.