La crítica situación que vive Sonora en materia de seguridad parece estar en un plano secundario en los intereses de la gobernadora Claudia Pavlovich. De las 87 sesiones que se han llevado a cabo de la mesa de seguridad en el estado durante 2021, la mandataria priista ha asistido únicamente a seis, menos del siete por ciento del total. Ni siquiera el día de ayer, cuando se convocó una reunión en donde se trataría el asesinato del candidato emecista a la alcaldía de Cajeme, Abel Murrieta, la gobernadora hizo acto de presencia, aunque eso sí, hizo un pronunciamiento para exigir resultados a la mesa, pero de lejitos.

Gaviño no la ve llegar

A quien le llueve duro y tupido es al diputado local y exdirector del Metro, JorgeGaviño, quien ahora está en un problema con el SAT. Además de que la Fiscalía General de la República lo investiga por supuesta defraudación y de que se le ha señalado como uno de los responsables por el incidente de la Línea 12 del Metro, el SAT, nos cuentan, encontró movimientos inusuales en sus cuentas bancarias. El legislador del Sol Azteca ha estado recibiendo el dinero de las prerrogativas legislativas de su partido en sus cuentas personales, este movimiento es el que causó extrañeza en las autoridades tributarias. Y es que no vaya a ser, nos dicen, ande desviando dinero de su partido y del Congreso para sus fines personales, como ganar una complicada elección en la GAM.

Cuéllar toma la delantera

A poco más de dos semanas de las elecciones en Tlaxcala, los sondeos más recientes muestran la tendencia de intención de voto en favor de la candidata morenista Lorena Cuéllar, con 43.1 por ciento, contra 22.7 por ciento de su más cercana competidora, Anabell Ávalos. Así, cabe destacar que luego del último debate de este domingo, Cuéllar Cisneros encontró buena aceptación de sus propuestas de Educación y Medio Ambiente, temas de interés para los tlaxcaltecas, a quienes les propuso eliminar las cuotas escolares, rehabilitar 100 escuelas durante los primeros 100 días de Gobierno, así como reforestar el Parque Nacional La Malinche, impulsar proyectos ecoturísticos, y reforzar la vigilancia contra talabosques mediante tecnología de punta y apoyo del Ejército y Guardia Nacional. Parece una apuesta segura.