Tal parece que la “pasarela” de gobernadoras, gobernadores y funcionarios federales en los actos de campaña de los candidatos de la “4T” a las gubernaturas en juego ya generó molestia entre los partidos opositores, principalmente en el PAN, en donde, nos comentan, ya estarían preparando una serie de denuncias ante la autoridad electoral relacionadas con la presencia de estos personajes durante los procesos electorales en los estados. Algo así como la serie de denuncias que ya ha venido presentando el blanquiazul por supuesta coacción del voto a través de los programas sociales. Dicen algunos malpensados en el PAN que no se sabe si la molestia de Marko Cortés y de la plana mayor del blanquiazul es por supuestos actos ilegales, o bien, porque el panismo no tiene esos perfiles para reforzar de igual forma a sus candidatos.

Toman distancia

En el sureste mexicano, específicamente en el estado de Quintana Roo, las cosas parecen estar complicándose para el gobernador Carlos Joaquín González, quien, nos comentan, se ha distanciado, y de una forma muy importante, de la alcaldesa con licencia de Benito Juárez y candidata a la gubernatura, Mara Lezama, lo que ha sido confirmado por personas muy cercanas. Esto más allá de la anécdota o de un tema personal, debería ser un tema de preocupación para el mandatario y es que Lezama Espinosa se perfila como su sucesora. Atentos.

Pasan sobre el SAT

Las aduanas se han militarizado al grado de cambiar a los administradores generales por elementos castrenses, ahora quien opera el recurso financiero es la Secretaría de la Defensa Nacional; sin embargo, algo no queda del todo claro, al punto que hasta la Semar se queda fuera. Lo preocupante y lo que se cuestiona es lo que pasará cuando Horacio Duarte deje la dirección si decide contender por la gubernatura del Edomex; ¿acaso un militar ocupará el cargo? Hacienda le estará entregando un poder mayor a los militares incluso por encima del SAT.