¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

El próximo lunes se instalará en Nuevo León la Mesa Metrópoli de Seguridad, una ambiciosa iniciativa ciudadana que busca una mayor colaboración entre autoridades, empresarios y sociedad civil para mejorar la seguridad y la impartición de justicia en el estado.

La Mesa Metrópoli de Seguridad, donde unirán esfuerzos las autoridades federales, estatales, municipales y la Fiscalía General de Justicia, además de la IP regia, será coordinada por el empresario Víctor Zorrilla Vargas.

El principal antecedente de este esfuerzo está en Ciudad Juárez y Tampico, donde, bajo un esquema similar, se logró disminuir la incidencia delictiva desde la prevención, cultura de la legalidad y fortalecimiento de las policías principalmente.

Se espera que en la presentación de la Mesa Metrópoli de Seguridad esté el gobernador Jaime Rodríguez, los mandos federales y militares en la entidad, los alcaldes actuales y electos, diputados locales y federales, y por parte del Gobierno del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, Alfonso Durazo, quien será el secretario de seguridad federal.

El sospechoso fervor priista

Aunque usted no lo crea en Nuevo León está regresando un increíble fervor por ser priista. Pese a que el PRI vive su peor debacle en Nuevo León, luego de la elección del 1 de julio, hay políticos que se mueren de las ganas de pertenecer al PRI.

No es broma.

La diputada Alejandra García Ortiz renunció al Partido Encuentro Social que la postuló en la coalición Juntos Haremos Historia para incorporarse –no a Morena como uno hubiera pensado– sino a la bancada del…¡¡¡PRI!!!

Lo mismo pasará hoy con Melchor Heredia, el pastor que sin hacer campaña le ganó al exsecretario general de Gobierno, el priista Álvaro Ibarra, y que hoy formalizará su adhesión al grupo legislativo tricolor que coordinará Francisco Cienfuegos, alcalde de Guadalupe que hoy renunciará a su cargo.

Con estas dos incorporaciones, la bancada del PRIiniciará hoy con ocho diputados, lo que le permitirá ser la primera minoría y conseguir la presidencia del Congreso estatal para poder negociar al tú por tú con Morena.

Cuentas pendientes de campaña

En Palacio de Gobierno siguen las cuentas pendientes, reclamos y ajustes por la campaña presidencial del gobernador Jaime Rodríguez.

El último damnificado por estos asuntos fue el exrepresentante de “El Bronco” ante el INE, el abogadoJavier Náñez Pro.

Nos aseguran que la semana pasada Náñez Pro fue despedido abruptamente por Manuel González, secretario general de Gobierno y protector del joven litigante.

Un grupo de abogados que fueron contratados por Rodríguez para su defensa en el INE llegaron a cobrar al Palacio de Gobierno horas de servicio que no fueron pagadas.

El problema es que el abogado Náñez Pro manejaba una bolsa de recursos con la que se supone se pagaría estos servicios jurídicos y de ahí los reclamos de Manuel González para su pupilo.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Sep 14, 2018
Lectura 4 min

Sep 13, 2018
Lectura 3 min

Sep 7, 2018
Lectura 3 min

Sep 5, 2018
Lectura 3 min

Comentarios