¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

A los diputados locales – y a sus jefes los alcaldes metropolitanos- simplemente se les hizo bolas el engrudo con la nueva Ley Electoral que pretenden votar hoy en el Congreso.

Ni lograron armar una Ley que garantice plenamente la paridad de género para las mujeres ni tampoco asegurar piso parejo para los candidatos independientes en Nuevo León.

Lo que pudo ser una Ley de avanzada, vanguardista, quedará como una legislación retrógrada que armó el matrimonio PAN-PRI en el Congreso para los beneficios de sus líderes.

Como esa ocurrencia de las diputaciones plurinominales.

Si a nivel federal se debate desaparecerlas, en Nuevo León se pretende restaurarlas para beneficio de los alcaldes metropolitanos que no estén en posibilidades de reelegirse en el 2018.

¿Quién estuvo detrás de esa propuesta? ¿El alcalde de Guadalupe, el priista Francisco Cienfuegos? ¿El senador Raúl Gracia?

Lo mejor de esta nueva Ley Electoral es que nunca entrará en vigor en Nuevo León, porque el gobernador Jaime Rodríguez simplemente no la publicará en el plazo para que rija las próximas elecciones del 2018.

¿No habrá sido realmente esa la intención de fondo tanto del PRI y del PAN o incluso del mismo gobernador?

¿No es mejor para todos los actores políticos que siga vigente la actual Ley Electoral con todas sus deficiencias y carencias? Una ley que no hable de la paridad horizontal en las candidaturas considerando población de municipios y presupuesto.

Esa versión ayer circuló fuerte en el Congreso del Estado, luego de ver el nuevo dictamen de la Ley Electoral.

Mitos sobre las desapariciones en Nuevo León

Las personas desaparecidas no están vinculadas con el crimen organizado. En la mitad de los casos – contrario a la creencia popular- el narco no es el responsable de las desapariciones, sino las mismas autoridades.

Un informe sobre desapariciones en Nuevo León, a partir de los casos documentados por Cadhac, desmonta varios mitos que existen sobre este fenómeno.

De los 548 casos de desaparición documentados por Cadhac entre el 2005 y 2015, en la mitad hay indicios de la participación de agentes del estado, principalmente policías municipales.

En la investigación participaron la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, el programa de Derechos Humanos de la Universidad de Minnesota y el Latin American Center de la Universidad de Oxford.

Marcela Guerra en la OEA

La senadora por Nuevo León, Marcela Guerra, le hizo honor a su apellido en la pasada reunión de la Organización de Estados Americanos, la OEA.

A la senadora priista no le gustó para nada que no le hayan permitido tomar la palabra en una de las plenarias de la Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, previa a la sesión de la OEA en Cancún, donde se abordó el tema de Venezuela.

El reclamo de la legisladora lo recibió el mismo secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray.

Ya en la OEA conocen el temperamento de la senadora regiomontana.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Abr 11, 2019
Lectura 3 min

Abr 9, 2019
Lectura 3 min

Abr 4, 2019
Lectura 3 min

Comentarios