Imperdonable el desprecio y humillación a los médicos mexicanos

Lanzan encuesta sobre deserción de médicos residentes

Lanzan encuesta sobre deserción de médicos residentes

Comparte esta nota

“En nuestro país sí hay médicos con capacidad avalada por la universidades de la República Mexicana, formados en pleno conocimiento de las necesidades de la idiosincrasia de nuestra población, algunos de ellos están desempleados o empleados eventualmente con salarios muy bajos o en zonas de inseguridad extrema.

“Debido a esto consideramos que de manera injusta se les ha relegado, privilegiando a médicos extranjeros, desconociendo la capacidad académica de nuestras universidades”, señalaron Federaciones, Asociaciones y Colegios Médicos en México.

Es muy delicado que se pretenda contratar a 500 médicos cubanos para cubrir el supuesto “déficit” que hay en el país en cuanto a especialistas de la salud, cuando en México muchos de ellos están esperando una oportunidad de empleo.

Basta recordar el gran esfuerzo y dedicación que los doctores y las doctoras han hecho desde que comenzó la pandemia de COVID-19, como para ahora darles la espalda a quienes han arriesgado su vida para salvar la de miles de mexicanos y mexicanas.

Ningún país en el mundo registró cientos de fallecimientos de doctoras y doctores a causa de la pandemia, muy por encima de países como India, Estados Unidos, Italia, y España; en ningún país los médicos dieron su vida en condiciones precarias y adversas como sucede en México.

No es que se esté en contra de los médicos cubanos o menospreciemos sus capacidades, no, es solo que no se puede pretender solventar las carencias del sector salud volteando hacia afuera cuando en el país hay suficientes doctoras y doctores con los cuales cubrir más de 500 plazas.

No se puede pensar en apoyar las necesidades de otros países, cuando en México hay desempleo y una urgencia por reactivar la economía familiar.

En México hay médicos esperando una plaza en el sector salud, médicos con salarios bajos y con jornadas laborales excesivas, por lo que no voltear a verlos es un desdén y humillación a sus capacidades.

Como dirían las Federaciones, Asociaciones y Colegios Médicos, “resulta un agravio para el gremio médico mexicano y una grave falta de equidad” que se prefiera médicos extranjeros que “no reúnen las competencias requeridas, no tienen funciones debidamente especificadas, no cuentan con los requisitos establecidos por las leyes vigentes, así como carecen del aval de los colegios de los profesionistas”.

El “déficit” que hay en el sector salud no se acaba contratando médicos extranjeros, se soluciona con infraestructura hospitalaria, atendiendo el desabasto de medicamentos, modernizando el sector salud, estableciendo programas con cobertura universal, ajustando las residencias, mejorando los ingresos salariales de las y los doctores, sin austeridad ni distinciones.

Es nuestro deber apoyar al gremio médico mexicano, unir esfuerzos para que su trabajo y capacidades no sean despreciados, pero sobre todo, levantar la voz junto con ellos para que sus peticiones sean escuchadas.

Salir de la versión móvil