Una victoria puede saber a derrota, sobre todo si es poco útil. La despedida de la Selección Mexicana de la Copa del Mundo Qatar 2022 se realizó con una victoria de 2-1 sobre Arabia Saudita, que no le alcanzó para avanzar a Octavos de Final, escala a la que llegó en ocho justas consecutivas anteriores. Así que es un retroceso. ¿Quién es el responsable?

Esta columna se cerró en el día 10 del XXII Mundial, minutos después de la nueva eliminación del equipo de todos, ahora dirigido por el argentino Gerardo ‘Tata’ Martino, que se despide de esta manera del cargo después de redondear un absoluto fracaso, no solo del representativo que dirigió, sino también personal.

El primer objetivo de México era el cliché de arribar al quinto partido en un Mundial en calidad de visitante, porque ya lo logró al tener la sede de 1986, pero lejos de eso, la raquítica participación del equipo fue de un empate, una derrota y un triunfo por la mínima diferencia, resultados insuficientes.

Como sucede luego de cada eliminación del equipo emblemático que soporta la esperanza de millones de personas cada vez que compite en una máxima justa, el triunfo tiene una multitud de padres y la decepción es frecuentemente huérfana.

“Yo soy el responsable de esta decepción que tenemos hoy”, pronunció en la conferencia ante la prensa internacional tras el partido ante Arabia Saudita, a la que requería ganar por diferencia de tres goles, y que cuando parecía que eso se podría lograr, llegó la honrilla del rival, para bañar de fracaso a todos los creyentes del Tricolor.

El contrato del argentino de cualquier manera concluye el 31 de diciembre de 2022, así que las palabras del ‘Tata’, quien antes dirigió a la selección e su país y a Paraguay antes de asumir la dirección técnica del Barcelona, tomó el mando del Tri, el producto estelar de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), en enero de 2019.

En Rusia 2018, el conductor fue el colombiano Juan Carlos Osorio, por lo que tras finalizar la participación de la plantilla azteca en esa edición mundialista hubo un descanso de casi medio año antes de la decisión de designar al ‘Tata’, que por lo visto duró tranquilamente todo un periodo de cuatro años con todo el apoyo de los jerarcas del futbol mexicano.

Antes de llamar a Martino hubo la propuesta por otro cuatrienio para continuar en el Tricolor a Osorio, quien sin embargo se mantuvo firme y rechazó cualquier opción de seguir.

FRACASO MULTIFACTORIAL

Sin bien es cierto que Martino fracasó, habrá que destacar que no es el único responsable del hundimiento del futbol mexicano a nivel internacional. Como tampoco es responsabilidad absoluta de Yon de Luisa, presidente de la FMF, nombrado en el cargo el 2 de marzo de 2018, con la inminente Copa del Mundo a celebrarse en Rusia.

Es verdad, que tampoco hubo buenos resultados en la eliminación de las ramas varonil y femenil del camino rumbo a los Juegos Olímpicos de París 2024, además de que el equipo absoluto de mujeres quedó fuera del Mundial de Australia y Nueva Zelanda 2023, al igual que las categorías Sub 20 y Sub 17. Sin embargo, las gestiones por obtener una rebanada de la organización del Mundial son enteramente mérito de De Luisa.

Acá lo interesantes e ver que existen factores que afectan directa o indirectamente los objetivos deportivos sobre el terreno de la acción.

El exceso de extranjeros, 10 por equipo, la suspensión del mecanismo de ascenso y descenso, la falta de roce que existía con equipos de la Confederación Sudamericana de Futbol, como era la Copa América y Libertadores en definitiva impactan negativamente las estructuras –aunque no lo quiera reconocer la banda de marketers que defienden siempre estas decisiones–.

Hay que hacer mucho más aparte de reconocer que el Tri es un mal producto que siempre venderá muy bien.

¿QUIÉN ES YON?

Un graduado de la Universidad de Texas, en Austin, Yon de Luisa, fue designado el 2 de marzo de 2018 como presidente de la FMF, tras la presunta renuncia con carácter de irrevocable del saliente Decio de María, cuyo relevo se hará efectivo tan pronto concluya el Mundial de Rusia 2018, para iniciar así un nuevo ciclo.

De Luisa Plazas, quien cumplirá 51 años de edad el 7 de abril, es ingeniero civil y estudió su posgrado de negocios en Estados Unidos, mientras que ha desempeñado diferentes cargos como directivo desde su inicio como vicepresidente del América en 2005. Invitado constante como organizador de diferentes competiciones de la FIFA, siempre prefirió trabajar con un perfil bajo, alejado de las declaraciones a los medios informativos.

La historia pone su carrera muy similar a la de Guillermo Cañedo de la Bárcena, directivo que logró para México la sede de dos Mundiales absolutos de futbol, en 1970 y 1986, que también fue presidente del América y la FMF en los años 70.

La misión de alto impacto de De Luisa fue desde entonces dirigir la candidatura del Mundial 2026 de sede compartida entre México, Estados Unidos y Canadá.

Aunque versiones periodísticas dieron por hecho que independientemente de lo que suceda en este tercer partido del Tri, De Luisa seguirá al frente de la FMF, hay algunas voces que se pronuncian por un cambio total.

Fuentes del Consejo de Dueños de Clubes de la Liga BBVA MX afirmaron que de no avanzar a la segunda ronda, lo que no ocurría desde el Mundial de Argentina 1978, la estructura debería transformarse.

Al respecto, Javier Salinas, ex director de mercadotecnia de la FMF, dijo que estas decisiones se tienen  que tomar en frío, después de acabar la Copa del Mundo.

“Al calor de los resultados no es correcto, hay cosas muy positivas que se pueden destacar en cuanto a la estrategia de esta administración”, añadió el mercadólogo.

A CORREGIR

Este columnista pudo charlar con De Luisa (para ESPN) sobre la similitud de su carrera con la del considerado mejor federativo mexicano de todos los tiempos, Guillermo Cañedo de la Bárcena –gestor de los Mundiales de México 1970 y 1986–, y los planes que tenía como líder de asuntos internacionales de la FMF rumbo al Mundial de Brasil 2014.

¿Se ve usted mismo como el ‘Cañedo moderno’?

“Mis respetos y reconocimiento a las figuras que trabajaron antes en esta industria y lo que se logró en su momento en el plano local e internacional, no hay más que nuestro aprecio, y como aficionado en ese entonces el agradecimiento a lo que podemos disfrutar. ¿Su objetivo fue traer la Copa del Mundo?

“Es difícil agarrar un compromiso así. Cuando me pidieron que tomara la dirección del Mundial Sub 17 del Comité Organizador Local, en ese momento claro que nos comprometemos a traer a un evento de la más alta calidad mundial y pasarle este beneficio a la sociedad en general”.

LAPUENTE APUESTA POR AMBRIZ

Fracasar en Qatar 2022 no es el fin sino una oportunidad para hacer mejor las cosas y que llegue a la dirección técnica de la Selección Mexicana un hombre nacido en el país, por ejemplo, Ignacio Ambriz, afirmó el estratega del Tri en Francia 1998, Manuel Lapuente, en entrevista con quien esto escribe.

‘Manolo’ expresa su postura en que luego del período de Martino el nuevo DT tricolor debe ser nacional por entero en el timón.

Cualquier decisión debe ser tomada después de analizarse de manera profunda. La ventaja que tendrá México es integrar la sede tripartita sin necesidad de participar en la eliminatoria. Se acabaron las excusas. El retroceso no cabe.

¿Qué se debe entonces hacer de entrada? Las fallas estructurales deben ser reparadas en los escenarios del inmediato plazo, es decir, lo que urge y era para antier, elegir a un director técnico realmente conocedor del medio mexicano, con un perfil de servicio y búsqueda permanente de objetivos. También hay que designar un director de Selecciones Nacionales con el cartel internacional y palmarés suficiente para ser respetado por el técnico.

A corto plazo, o sea para cumplir desde ahora y a más tardar en un año, la revisión de estructuras de divisiones juveniles y la rama de la Selección Femenil, con la designación de responsables con el perfil del estratega del Tri absoluto. No hay torneos encima, así que hay tiempo para actuar.

Y a largo plazo, es decir, de aquí al Mundial como máximo, reestructurar paulatinamente algunos de los cánceres que existen, como el exceso de jugadores extranjeros, el regreso del mecanismo de ascenso-descenso y la abolición de la multipropiedad, estos dos últimos factores, con el más sentido primario de la ética deportiva.

No todo fue malo: Quedará en la memoria el lance de Memo Ochoa para el atajo del penalti a Lewandowski y el golazo en tiro libre de Luis Chávez ante Arabia Saudita que lo pondera como el jugador mexicano joven más cotizado del momento.

La industria del balón profesional es parte de la del entretenimiento, donde el fan es el eslabón más importante de esta cadena alimenticia que es una fábrica de la felicidad.

La decepción de los fans no debe quedar impune si se construye un mejor panorama rumbo al siguiente Mundial. Y el trabajo debe empezar ya. #JustDoIt

Fuentes externas: Columnas y notas del autor en ESPN, La Verdad Noticias, Forbes.com.mx, el Heraldo de México y Fan Datos de CID Consultoría

¿Quién es Héctor Quispe?

Periodista y mercadólogo. Dirige CID Consultoría, casa de soluciones en cifras y contenidos enfocados en el fan y su identidad; es MBA en Dirección y Gestión de Entidades Deportivas, por la Universidad Europea de Madrid; tiene la especialidad de Periodismo Deportivo por el Programa Prensa y Democracia de la Universidad Iberoamericana. Coordina el Diplomado de Periodismo Deportivo Digital en la Escuela Carlos Septién García desde 2019, y da clases en el de Marketing and Communication for Sports Brands, en la Universidad Anáhuac. Su análisis es consultado por diferentes medios en torno a negocios y deporte: MKT & Business, Playboy MX & LatAm, Red Forbes, MedioTiempo, Expansión, El País, Fox News, Telemundo, Televisa: Noticieros, Foro TV, TUDN e Infobae, El Economista, El Universal, Excélsior y La Verdad Noticias, entre otros. Es coautor del libro “Cómo hacer Periodismo Deportivo. Una visión Iberoamericana” (Universidad de Sevilla, 2021), y desde 2020 publica esta columna cada jueves en la multiplataforma de Reporte Índigo.