Inicia una nueva ruta de esperanza. Guillermo Ochoa no deja de sonreír. Las críticas sobre sus presuntas debilidades técnicas parecieron inflar de orgullo al guardameta de la melena ensortijada que cruzó el umbral de lo perenne al detenerle un penalti al más temible artillero de la actualidad: Robert Lewandowski. Nadie sabe cuánto tiempo durará este bálsamo, pero la mayoría quiere que sea lo más posible.

Esta columna se cerró en el día 3 de la vigésimo segunda Copa del Mundo, a dos días del segundo partido contra Argentina, en la segunda jornada del Grupo C de Qatar 2022.

El minuto 58 del partido Polonia vs. México trascenderá en la historia. Al 54’, Edson Álvarez, que jugó un partido impecable 99 por ciento del tiempo, porque solo tuvo un error en la salida del equipo nacional, originó el jalón de camiseta dentro del área de Héctor Moreno a ‘Lewan’ que se desplomó en seguida. El árbitro consultó el VAR y decretó penalti.

El zaguero infractor, que recibió la tarjeta de amonestación por el hecho, se le acercó al artillero para susurrarle: “¡hey, lo vas a fallar!”, y el juez central le ordenó retirarse si no quería ser expulsado. El Botín de Oro de Europa en la campaña 2020-2021 no lo volteó a ver y tomó el balón con ambas manos y lo besó.

Sin embargo, antes de que el delantero más temible del mundo jalara el gatillo, Ochoa inició la guerra. Se puso exactamente frente al siete veces goleador de la Bundesliga alemana, tanto como para sentir su aliento, solo separados ambos por el juez central que le ordenó al mexicano retirarse.

El oriundo de Guadalajara, Jalisco, hizo entonces la ‘totiña’, es decir, la lección del primer Cinco Copas del Mundo, Antonio ‘La Tota’ Carbajal, también guardameta mítico: caminar hacia atrás en cámara lenta para que al tirador se le achique la portería contraria y sienta la presión, le diría en charla exclusiva con quien esto escribe en La Verdad Noticias.

Algo habrá producido esta intimidación del mexicano en el recordman polaco, quien miró al cielo y de un uf, trató de echar todo el aire pesado de la presión del momento. No fue suficiente. Acto seguido, de nuevo respiró profundo para exhalar el veneno: Primer round para Ochoa, quien con coraje en la mirada empezó a masticar el momento envolviéndolo en su boca entre su chicle de menta.

El árbitro australiano Chris Beath le dijo al europeo que debía colocar mejor el esférico en el manchón de penal. Lo hizo y tomó distancia. Ocho pasos atrás se encogió de hombros y volvió a aspirar aire nuevo para echar el malo dos veces más. Segundo round para el portero oponente, quien hacía saltos pequeñitos para aceitar músculos y las bisagras de sus articulaciones y dejarlas a punto.

El silbante señala que es momento de ejecutar y Robert trota hacia un costado para accionar el sprint y tirar. Memo hace la finta de que se tirará a la derecha y el polaco tira de diestra a la izquierda de la portería, justo donde la figura vestida de azul y melena ensortijada se tiende para estirarse y desviar con el guante izquierdo el obús que iba raso.

El Al Rihia, balón oficial de Qatar 2022 y que significa vuelo en árabe, se fue hacia un lado, negándose a viajar al fondo de las redes. Tercer round y pelea completa para el arquero, que suma además otro registro para la estadística memorable, el primero en dejar su portería en cero a lo largo de cuatro cotejos de Copa del Mundo.

Después de este hecho que pasa limpio a los anales históricos de la máxima justa, quizás el equipo mexicano pudiera haber merecido mejor recompensa, pero no capitalizó su mayor posesión ni las llegadas múltiples sobre el área rival de un equipo que se dedicó a apostar al contragolpe y conformarse con el empate tras la falla monumental de su mejor hombre.

Para Lewandowski, tercer máximo romperredes de la Champions League con 86 goles –solo superado por los ya legendarios Cristiano Ronaldo y Lionel Messi– esta jugada presupone su primer gran fracaso individual, por tratarse de una Copa del Mundo, la máxima competición en este deporte.

El jugador que se coronó como goleador del Viejo Continente porque en la Bundesliga quebró el récord del histórico Gerd Müller, logrado en 1972, al anotar 43 tantos en un año natural, uno más que el Bombardero –además de que lo hizo apenas en 29 juegos– hasta el partido contra México seguía sin poder anotar en un Mundial.

EL HITO Y LA COTIZACIÓN

Para Francisco Guillermo Ochoa Magaña, de 37 años de edad, la anécdota del duelo ganado al demonio polaco no es sino una parte de su consagración.

Hasta el partido de la primera ronda del Grupo C en la primera fase de Qatar 2022 suma nueve partidos en Mundiales. Tiene cinco Copas de la gran justa, pero solo tuvo acción en tres, ya que en Alemania 2006 fue suplente de Osvaldo Sánchez y, en Sudáfrica 2010, de Óscar ‘Conejo’ Pérez.

Hay que tomar en cuenta que ‘La Tota’ Carbajal sí jugó al menos un partido en todas sus Copas: Brasil 1950, Suiza 1954, Suecia 1958, Chile 1962 e Inglaterra 1966, en los que disputó al menos un partido, que fue en territorio inglés. En su segundo Mundial no pudo actuar en uno por lesión.

Memo, en Brasil 2014 fue uno de los dos cancerberos que acapararon los ojos del mundo por sus actuaciones –el otro fue el costarricense Keylor Navas–. En cuatro encuentros jugador admitió apenas tres goles, para una efectividad de 77 por ciento. En Rusia 2018, en el mismo número de partidos admitió seis tantos, y 80%, y ahora, en Qatar 2022, en uno va en blanco para 100%.

Por supuesto que la cotización del guardián de la meta mexicana va a mejorar si sigue con este desempeño en la actual Copa del Mundo. Y para muestra está lo acontecido hace ocho años.

El arquero llegó al Mundial con un valor en el mercado de 6.8 millones de dólares, y por el simple hecho de jugar los partidos de la primera fase, ascendió a 8.1 mdd. Una suma que continuó su crecimiento con el resto de sus actuaciones en ese certamen hasta superar los 8.5 millones de billetes verdes, según constató este periodista como columnista invitado de El Universal en ese momento con un primer análisis del caso.

Para este Mundial que se celebra en Medio Oriente, Ochoa llegó con un valor en el mercado de 1.20 millones de euros, es decir, 1.25 millones de dólares. La edad en esta ocasión puede que no ayude mucho, pero algo podría mejorar en su cotización.

Nadie sabe si el Tri cruzará la barrera del quinto partido en un Mundial como visitante, pero el músculo emocional está ahí.

 ¿Y LA BUENA CONDUCTA, APÁ?

Es lamentable que los fans que representan a los mexicanos en Qatar –porque aparte de los deportistas también hay gente de otros ámbitos relacionados con el país quieran o no– sigan con el propósito de dar la nota desagradable.

Tal vez no sea tan delicado que algunos se disfracen de árabes para hacer bromas, pero al cierre de esta edición la Federación Internacional de Futbol Asociado (FIFA) informó que abrió un expediente contra fans mexicanos en razón del artículo 13 de su Código Disciplinario, al efectuar cánticos ofensivos. Según quienes acudieron al 974 Stadiumel de los Contenedores, cuya descripción realiza este servidor como parte de un Especial sobre Qatar 2022, publicado en El Economista– a presenciar el Polonia vs. México todo se debe al grito que recibió el árbitro al sancionar el penalti: “¡Culeeeeer…!”.

Además, cuatro aficionados ya fueron multados: dos por caminar fuera de la Fan Zone en estado de ebriedad, uno porque no supo justificar tener boletos de más y el último por cargar con él una fuerte cantidad de dinero en efectivo.

El llamado eterno es a la cordura y buenas costumbres para que la fiesta no se torne en algo molesto o incluso peligroso.

101… Y CONTANDO

Estimado fan es un gusto poder conversar contigo en este espacio dedicado a ti en la columna número 101 de Fan Pro en poco más de dos años que lleva este producto en la sección de Índigo Fan.

Este columnista agradece tu confianza en este ciclo de piezas que ahora serán dedicadas a la Copa del Mundo Qatar 2022.

Habrá que disfrutar de lo que suceda en esta gran vitrina en lo comercial, pero que en lo deportivo pone a cada participante en su lugar por lo que realice en el campo de juego. La invitación será de que se debe disfrutar de la pasión de manera responsable, porque ese es el propósito genuino de cada Fan Pro. #VivaMéxicoEnQatar

Fuentes externas: Artículos del autor en La Verdad Noticias, Reforma: Historia de los Mundiales de Futbol, El Economista, y sus columnas en Forbes.com.mx, el Heraldo de México y Fan Datos de CID Consultoría

¿Quién es Héctor Quispe?

Periodista y mercadólogo. Dirige CID Consultoría, casa de soluciones en cifras y contenidos enfocados en el fan y su identidad; es MBA en Dirección y Gestión de Entidades Deportivas, por la Universidad Europea de Madrid; tiene la especialidad de Periodismo Deportivo por el Programa Prensa y Democracia de la Universidad Iberoamericana. Coordina el Diplomado de Periodismo Deportivo Digital en la Escuela Carlos Septién García desde 2019, y da clases en el de Marketing and Communication for Sports Brands, en la Universidad Anáhuac. Su análisis es consultado por diferentes medios en torno a negocios y deporte: MKT & Business, Playboy MX & LatAm, Red Forbes, MedioTiempo, Expansión, El País, Fox News, Telemundo, Televisa: Noticieros, Foro TV, TUDN e Infobae, El Economista, El Universal, Excélsior y La Verdad Noticias, entre otros. Es coautor del libro “Cómo hacer Periodismo Deportivo. Una visión Iberoamericana” (Universidad de Sevilla, 2021), y desde 2020 publica esta columna cada jueves en la multiplataforma de Reporte Índigo.