Nuevo revés para la política energética del gobierno federal, otra vez por la vía judicial y de la mano del juez Juan Pablo Gómez Fierro, quien ha estado en el centro de la controversia al haber fallado en contra de los intentos de la actual administración de cambiar lo relativo al sector energético.

El encargado del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa, especializado en competencia económica, radiodifusión y telecomunicaciones, otorgó un amparo en favor del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), al considerar que la Ley de la Industria Eléctrica restringe y modifica los incentivos existentes para la transición energética, además de no contemplar inversiones propias para alcanzar dicha transición.

Las resoluciones del juez han sido el talón de Aquiles del proyecto energético de la 4T, pues además de este último amparo, recientemente determinó la suspensión de una multa por más de nueve mil millones de pesos a la española Iberdrola, y anteriormente ha otorgado suspensiones a la Reforma Eléctrica, a la Ley de Hidrocarburos y a la política de la Secretaría de Energía, que obliga a comprar gas a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Retoman racha negativa

Tras haber aprobado, de manera sorpresiva, algunas autorizaciones en las últimas semanas en el sector energético, tal parece que la Comisión Reguladora de Energía está retomando la racha de negativas a los particulares que participan en diferentes rubros del sector energético y de hidrocarburos.

Solo en la última semana, el órgano de gobierno de la CRE negó 17 modificaciones de cesión del permiso de expendio al público de petrolíferos en estación de servicio; también negó una autorización para transporte de petrolíferos y cuatro más para almacenamiento.

Asimismo, el regulador negó autorizaciones a siete empresas del sector privado, que buscaban entrar al sector de generación de energía limpia. Cabe señalar que de estos proyectos, cinco estaban rezagados desde 2019, mientras que dos más datan de 2021.