¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

La alianza PriMor, de la que platicamos hace una semana en esta columna, será una realidad también en la próxima Legislatura de Nuevo León.

En la conformación de la Cocri, hay un acuerdo entre el PRI, Morena y diputados del PT, Verde, Nueva Alianza y Encuentro Social para repartirse los principales cargos del Congreso estatal.

Los diputados del PES están presionando para que el cargo de Oficial Mayor sea para Juan Manuel Alvarado, dirigente estatal de este partido político.

Es un cargo muy disputado. El PAN estaba impulsando para ese puesto primero a Baltazar Martínez y también al diputado Marcelo Martínez.

Al parecer los dos se van a quedar con las manos vacías si se concreta este acuerdo cupular entre los liderazgos priistas y de Morena con el resto de los próximos legisladores de Nuevo León.

Rebelión de fiscales

La detención la semana pasada de un fiscal del Estado acusado de haber cometido un acto de corrupción en contra de un ciudadano está provocando una rebelión en la Agencia Estatal de Investigaciones que encabeza Esteban Cantú.

Los fiscales inconformes señalan a diferentes mandos de la corporación, allegados a Esteban Cantú, de ser quienes les ordenan pedir dinero a los ciudadanos que necesitan agilizar un caso.

“Nosotros actuamos bajo las órdenes de los mandos superiores”, señalan en un escrito que circula en los chats de los ministeriales.

Pero no sólo eso denuncian los agentes ministeriales. También hablan de que sus jefes los obligan a presionar para sacar declaraciones, a realizar cateos innecesarios, llevar  a cabo detenciones ilegales y acusaciones falsas solo para cumplir con las estadísticas.

“El Fiscal General se tiene que enterar de que nuestros jefes nos tienen haciendo levantones y cobrando cuotas para levantarse una lana”, dicen los fiscales.

¿Estará enterado el Fiscal General del Estado Gustavo Guerrero o prefiere voltear para otro lado?

César Garza suma a los contrincantes de Cristina

El alcalde electo de Apodaca, el impugnado César Garza, pretende designar como director de policía en ese municipio al sargento Florencio Santos Hernández.

Todo bien si no fuera que el militar era la persona que encabezaba el proyecto de seguridad del candidato independiente en Guadalupe, Daniel Torres.

¿Qué pensará la priista Cristina Díaz, alcalde electa de Guadalupe, de que su compañero de partido está invitando a trabajar a los colaboradores de sus contrincantes en campaña?

Porque el sargento no es el único que se prepara para incorporarse al equipo de Garza. También César contempla invitar a Mario Juárez, quien también operó en Guadalupe contra Cristina Díaz y ahora está en capacitación para entrar a trabajar al gobierno de Garza en Apodaca…bueno si el Trife no decide anular la elección.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Oct 29, 2018
Lectura 3 min

Oct 15, 2018
Lectura 3 min

REDESDEPODERMTY

Protegidos por la Ley

Redes Monterrey


Oct 15, 2018 Lectura 3 min

Oct 10, 2018
Lectura 2 min

REDESDEPODERMTY

Pierde Morena puestos

Redes Monterrey


Oct 10, 2018 Lectura 2 min

Oct 8, 2018
Lectura 3 min

Comentarios