¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

El expresidente Felipe Calderón acudirá como invitado especial a la conformación de la asamblea de la agrupación México Libre en el municipio de San Nicolás

Se trata de la cuarta asamblea enNuevo León del proyecto político con el cual el exmandatario y su esposa Margarita Zavala pretenden conformar un partido a nivel nacional.

Calderón visitará un bastión blanquiazul por excelencia, quizá el más panista de los municipios en el país junto con San Pedro Garza García, cuna del grupo panista de San Nicolás, encabezado por el alcalde nicolaíta Zeferino Salgado, que en su tiempo fue uno de los principales operadores políticos del expresidente en Nuevo León.

Aunque hoy el michoacano ya está fuera del PAN, no deja de ser significativo que acuda al feudo de Zeferino Salgado, quien hace 15 años, tras el destape de Calderón, fue de los pocos panistas en la entidad que se la jugó con él e incluso lo recibió enNuevo León cuando la cargada blanquiazul estaba en favor de Santiago Creel.

El hoy alcalde de San Nicolás, ya como hombre de confianza de Calderón, fue nombrado delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en Nuevo León.

Más allá del recibimiento que los partidarios de Calderón y de Margarita Zavala les puedan dar en San Nicolás, ¿cómo tomará Zeferino la visita de Calderón a un territorio eminentemente panista después de haber roto con el partido?

Y, ¿el alcalde recibe a un amigo o a un adversario político?

Bancada emecista a prueba

a bancada de Movimiento Ciudadano, a cargo de Luis Donaldo Colosio Riojas, tiene un verdadero dilema, pues tiene entre sus manos la disyuntiva de entregar o no a otra legisladora la Comisión para la Igualdad de Género, que actualmente preside la emecista, Karina Barrón Perales.

Este grupo legislativo se ha caracterizado por presumir transparencia y denunciar los incumplimientos a la ley por parte de otras bancadas, pero hoy ante una posible violación del artículo 67 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo no parecen tan decidido.

Este marco legal expresa que la presidencia de esta comisión tendría que ser rotativa, pero Barrón Perales lleva tres gestiones seguidas sin entregar este órgano legislativo a otra legisladora.

Barrón, según se comenta en los pasillos del Congreso, aboga por diversos grupos civiles conservadores, que se oponen a una política progresista. Esto a pesar de que su propio coordinador se ha pronunciado a favor del derecho de la mujer decidir sobre su propio cuerpo.

La diputada emecista votó a favor de la reforma al artículo 1 de la Constitución de Nuevo León que garantiza el derecho a la vida desde la concepción y prohíbe la interrupción del embarazo.

Veremos si el legislador Luis Donaldo Colosio Riojas revira y abre la posibilidad de que llegue otra legisladora. Nos cuentan que ya hay varias apuntadas.


* Esta opinión no refleja la del periódico
Comentarios