¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
Nacional
imagen principal

PREMIONOBEL

Unión poco pacífica

Indigo Staff

En años anteriores, el premio Nobel de la Paz cayó en manos de figuras que hoy son símbolo de activismo y trabajo en beneficio de la sociedad.

Entre los nombres destacan el del disidente chino Liu Xiaobo, quien estuvo presente en la tragedia de la Plaza Tiananmen en 1989 y que actualmente se encuentra en la cárcel después de publicar una carta contra el gobierno chino.

También está el ex vicepresidente y ex candidato a la presidencia de Estados Unidos, Al Gore, a quien se le premió por su papel en el combate al cambio climático.


Oct 12, 2012
Lectura 3 min
portada post

En años anteriores, el premio Nobel de la Paz cayó en manos de figuras que hoy son símbolo de activismo y trabajo en beneficio de la sociedad.

Entre los nombres destacan el del disidente chino Liu Xiaobo, quien estuvo presente en la tragedia de la Plaza Tiananmen en 1989 y que actualmente se encuentra en la cárcel después de publicar una carta contra el gobierno chino.

También está el ex vicepresidente y ex candidato a la presidencia de Estados Unidos, Al Gore, a quien se le premió por su papel en el combate al cambio climático.

Muhammad Yunus figura de igual manera, pues ayudó a cientos de familias de Bangladesh a poder conseguir un microcrédito a través del Banco Grameen y así aspirar a una mejor vida.
En esta ocasión, el premio noruego no fue para un político, científico o activista.

Ahora el galardón lo recibió la Unión Europea (UE) por “las seis décadas de contribuciones al avance de la paz, la reconciliación, la democracia y los derechos humanos en Europa”.

“El papel estabilizador que ha desempeñado la Unión Europea ha contribuido a transformar a la Europa otrora destruida, de un continente de guerra a un continente de paz”, mencionó el presidente de la comisión Nobel, Thorbjoern Jagland.

Diferentes políticos europeos no ocultaron el júblo y la empatía con la decisión.

Herman Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo, dijo: “Todos estamos muy orgullosos de que los esfuerzos de la UE para mantener a la paz en Europa sean recompensados.

“Tras dos grandes guerras en el siglo 20, la UE es el mayor constructor de la paz en la historia”.

Las críticas

Si bien es cierto, hoy es impensable que Francia y Alemania se enfrenten en un conflicto bélico, cuando en el pasado habían sido enemigos históricos.

Aún así, no todos están de acuerdo con la elección del organismo europeo como ejemplo de paz mundial.

Se le reconocen los logros de los Tratados de Roma de hace más de 60 años, que fueron los cimientos de la Comunidad Económica Europea y que conduciría a la armonía entre los países fundadores.

Sin embargo, las críticas surgen cuando se recuerdan las imágenes de policías antidisturbios aplacando de manera violenta las diferentes protestas de los últimos años.

Y es que la zona euro se ha topado con una de las peores crisis económicas que se recuerdan, causando un enorme descontento entre la gente.

Martin Callanan, miembro del Parlamento Europeo opinó al respecto: “Hace veinte años, el premio hubiera sido calumniador pero más justificado. Hoy es absurdo”.

“El premio  debe ser presumiblemente por la paz y la armonía que se viven hoy en las calles de Atenas y Madrid”, agregó de manera irónica Callanan.


Notas relacionadas

Oct 9, 2017
Lectura 2 min

Comentarios