¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
Nacional
imagen principal

BRASIL2014

Los niños que no jugarán

Pedro Pablo Cortés

En vísperas de la Copa del Mundo, la vulnerabilidad de millones de niños brasileños queda al descubierto.

Organismos civiles y periodistas extranjeros han denunciado que el Mundial ha agudizado los problemas de drogadicción y pobreza de menores de edad de las favelas y de la proliferación de prostitución infantil.

Sarah de Carvalho, directora de Happy Child International, y Mikkel Jensen, el periodista danés que denunció que el Gobierno ‘limpia’ a sus niños pobres de las calles, expresan a Reporte Indigo que la comunidad internacional debe reaccionar. 


May 29, 2014
Lectura 5 min
portada post

10 millones de niños en Brasil viven en la calle

"Disfruten, pero estén atentos, porque niñas (prostitutas) que aparentan más edad podrían abordarlos, y les dirán que tienen 18 años"

- Sarah de Carvalho

CEO de Happy Children

https://www.youtube.com/watch?v=PI98qBaKPt8

En vísperas de la Copa del Mundo, la vulnerabilidad de millones de niños brasileños queda al descubierto.

Organismos civiles y periodistas extranjeros han denunciado que el Mundial ha agudizado los problemas de drogadicción y pobreza de menores de edad de las favelas y de la proliferación de prostitución infantil.

Sarah de Carvalho, directora de Happy Child International, y Mikkel Jensen, el periodista danés que denunció que el Gobierno ‘limpia’ a sus niños pobres de las calles, expresan a Reporte Indigo que la comunidad internacional debe reaccionar. 

Crimen contra las niñas 

Con la llegada del Mundial, hay 250 mil menores de edad propensos a sufrir explotación sexual, afirma De Carvalho. 

“Cuando hay un evento deportivo mundial, como la Copa del Mundo, hay personas que usan a estos niños vulnerables para hacer negocio y hemos visto este problema de primera mano”, asegura la también autora del libro “Los niños de la calle de Brasil”. 

“No hay duda de que se aprovechan de la mayoría de estos niños. Aunque aborden a las personas en la calle, no significa que lo desean. Solo son niños, y gente sin escrúpulos que solo quiere dinero los está amenazando e intimidando”. 

La activista reconoce que el Gobierno brasileño ha hecho bien en aumentar las penas para las personas que contribuyan a la prostitución de menores y en invertir más de 3 millones de dólares para combatirlo.

Pero, subraya, aún falta mucho por hacer, como recudir la desigualdad y la pobreza.

“¿Creo que el Gobierno de Brasil está haciendo lo suficiente?, probablemente no”, manifiesta, “el problema y las necesidades son enormes, siempre puede hacerse más”. 

Ante el problema, la fundación Happy Child International, con sede en Reino Unido, lanza la campaña “It’s a Penalty” (Es un penalti), que alerta a los turistas para que no contraten prostitutas, pues muchas son niñas que mienten sobre su edad. 

“Disfruten, pero estén atentos, porque niñas que aparentan más edad de la que tienen podrían abordarlos, y les dirán que tienen 18 años, aunque no sea así. Es un crimen tener sexo con niñas de 17 años o menos”.

De Carvalho exhorta a los turistas que vean a un menor que se prostituya a llamar al número 100 en Brasil para que las autoridades tomen medidas. 

Muerte y pobreza

Reporte Indigo publicó el 7 de mayo que Mikkel Jensen reactivó la polémica de que gobiernos de Brasil exterminan a sus niños de la calle.

El periodista publicó en Internet que esta vez lo hacen para dar una mejor cara a los turistas que van al Mundial.

Aunque el Gobierno estatal negó su denuncia, Jensen reitera en entrevista su advertencia sobre los niños indefensos de Fortaleza, una de las sedes.

“No es una sorpresa para mí (que desmientan)”, indica, “yo hablé con representantes del secretario de Seguridad, pero no quisieron colaborar mucho.

“Una cosa positiva es que ellos, después de mis denuncias, decidieron hacer un registro de los niños que viven en las calles de Fortaleza. Es más fácil desaparecer cuando uno no existe. Con un registro, los niños ya van a tener una identidad”. 

Durante su estancia en Brasil, Jensen notó que además de la muerte y pobreza, los menores de edad se refugian en la drogadicción.

“Hablé con varios niños de la calle que viven frente a McDonald’s, el patrocinador más grande de la Copa. Ellos estaban fumando crack y obviamente eso es un problema para la imagen que el Mundial quiere mostrar”, señala.

“La situación de esos niños es muy mala y ciertamente ellos no se están beneficiando de la Copa”. 

El periodista recogió sus impresiones de Brasil en un documental que titula “El precio de la Copa del Mundo”, que retrata la dura vida de las favelas.

“Me encontré con varias organizaciones socias que trabajan con los niños de la calle”, narra el danés, “algunas de ellas me dijeron que existen esos grupos de exterminio que matan a los vagabundos, incluso a menores de edad.

“Hablé con varios niños que viven o habitaron en las calles de Fortaleza y todos tenían historias muy fuertes y amigos que murieron”. 

 
 
 
 

Notas relacionadas

Jul 14, 2014
Lectura 8 min

BRASIL2014

La fórmula del éxito

Rocío Cepeda


Jul 14, 2014 Lectura 8 min

Jul 13, 2014
Lectura 3 min

BRASIL2014

El último y se van

Predeterminado del sitio


Jul 13, 2014 Lectura 3 min

Jul 13, 2014
Lectura 3 min

BRASIL2014

Justicia del futbol

Rocío Cepeda


Jul 13, 2014 Lectura 3 min

Jul 11, 2014
Lectura 4 min

BRASIL2014

Los ganadores del Mundial

Rolando Hinojosa


Jul 11, 2014 Lectura 4 min

Comentarios