19

muertos palestinos a consecuencia de ataques israelíes


"Los israelíes deben darse cuenta de que esta agresión es inaceptable y solo conducirá a la inestabilidad en la región”

Mohamed Morsi

Presidente de Egipto

Es la primera vez que se siente en Egipto la ausencia del ex dictador Hosni Mubarak, derrocado por el pueblo egipcio en 2011, en un contexto de conflicto regional. 

Y a diferencia de la actitud pasiva del régimen anterior, el actual presidente Mohamed Morsi ha respondido con prontitud ante las agresiones entre Israel y Hamás en Palestina. 

Aunque Morsi ha tomado una serie de medidas diplomáticas que representan un cambio de actitud frente a Israel, lo ha hecho desde una posición difícil y no ha podido esquivar las críticas al interior de su país. 

Y es que durante el régimen de Mubarak –y desde el acuerdo de paz con Israel de 1979, el primer país árabe en hacerlo–, la conexión que tenía Egipto con el pueblo palestino había sido apaciguada para preservar una buena imagen y mantener una estable relación con Occidente y Estados Unidos, aliados históricos de Israel. 

Ahora, con un presidente emanado de la Hermandad Musulmana (de donde también surgió Hamás), el pueblo egipcio espera que se tomen posturas más sólidas para condenar los recientes ataques de Israel e incluso abolir los acuerdos de Campo David, o por lo menos convocar a un referéndum para decidir si continuar o no con el acuerdo. 

Así lo han demostrado los egipcios que han salido a las calles para protestar en contra de Israel y en apoyo al pueblo palestino. Aunque Morsi, quien fue electo como presidente apenas en junio pasado, ha prometido medidas más duras contra Israel, lo ha hecho en el marco de la cordura sin desafiar los acuerdos de paz entre ambas naciones. 

Entre algunas de las medidas que ha tomado el presidente egipcio, destaca el retiro de su embajador en Tel Aviv y el envío de su primer ministro, Hashim Kandil, a Gaza en calidad de misión de solidaridad. Además, Morsi ha sostenido pláticas con Barack Obama, la Unión Europea, las Naciones Unidas y con la Liga Árabe para poder llegar a una solución que ponga fin a las agresiones. 

Por si las dudas, también ha girado instrucciones al ejército egipcio que está sobre la frontera con Gaza.

Según informa el diario británico The Guardian, Waleed Shalaby, un vocero de la “guía suprema” de la Hermandad Musulmana, ha defendido en recientes declaraciones las acciones del presidente egipcio. 

“La Presidencia ha tomado medidas que no se habían tomado antes. La voluntad política ahora está alineada con la voluntad popular en Egipto (…) la presión política a nivel árabe, islámico e internacional es lo que se necesita para salvar vidas palestinas”.