Una investigación realizada por el Instituto Nacional del Cáncer (INT) de la ciudad de Milán reveló que el COVID-19 ya circulaba en Italia desde septiembre de 2019, es decir tiempo antes de lo que se pensaba en China.

Y es que este nuevo estudio explica que el nuevo coronavirus no se habría extendido fuera de China en la fecha que se pensaba, sino incluso antes ya que en Italia se habrían identificado algunos casos.

Previamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó que el SARS-CoV-2 y el COVID-19 se desconocían antes de que se registrara el brote en la ciudad de Wuhan en diciembre.

Además, la OMS detalló que el primer paciente de COVID-19 de Italia se identificó el 21 de febrero de 2020 en un pequeño pueblo cerca de Milán, en la región norte de Lombardía.

No obstante, los investigadores del INT señalaron que el 11.6% de 959 voluntarios sanos inscritos en un ensayo de detección de cáncer de pulmón entre septiembre de 2019 y marzo de 2020, habían desarrollado anticuerpos contra el coronavirus mucho antes de febrero.

Los hallazgos de los italianos, publicados por Tumori Journal, muestran que cuatro casos que se remontan a la primera semana de octubre también fueron positivos para anticuerpos que neutralizan el virus, lo que implica que se contagiaron en septiembre.

La Universidad de Siena llevó a cabo otra prueba de anticuerpos específicos contra el virus para la misma investigación titulada “Detección inesperada de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en el período prepandémico en Italia”.

“Este es el hallazgo principal: las personas sin síntomas no sólo dieron positivo después de las pruebas serológicas, sino que también tenían anticuerpos capaces de matar el virus”, dijo Giovanni Apolone, coautor del estudio.

Lee: México rebasa un millón de casos positivos por COVID-19