Dos de los principales objetivos de la reforma en materia de subcontratación, que se aprobó en abril de este año, eran proteger los derechos de los trabajadores y aumentar la recaudación fiscal. Sin embargo, las empresas están encontrando formas de simular el pago de sus obligaciones patronales y los trabajadores transitan este proceso de cambio en pleno desconocimiento de sus derechos y obligaciones fiscales.

Especialistas señalan que al tratar de contener el costo económico que implica integrar a la nómina a aquellos empleados que se encontraban en un esquema de outsourcing, las empresas están contratando por honorarios, asimilados a salarios o los integran a la nómina con un salario menor.

“Se da una cantidad a través de la nómina, sobre esa cantidad se va a pagar al IMSS, Infonavit, fondo de retiro y sobre esa cantidad voy a estar obligado a indemnizar si te corro. Pero la otra parte del sueldo la voy a pagar ‘por fuera’ a través de un recibo de honorarios, que es otra instancia para eludir obligaciones patronales”, señala Rolando Silva Briceño, integrante de la comisión técnica de seguridad social del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM).

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) presentó datos que advierten que se les redujo el salario de cotización en el proceso de migración a 23 por ciento de los 2 millones 515 mil trabajadores que las empresas han integrado a su nómina hasta el 6 de agosto de 2021.

También informaron que del universo de trabajadores que han sido sujetos de esta transición laboral, 27 por ciento tuvo un incremento salarial menor a 10 por ciento y 50 por ciento reportaron un aumento mayor o igual a 10 por ciento. El IMSS también calcula que hasta antes de la subcontratación había cinco millones de personas laborando bajo este esquema.

“No se justifica el proceder de las empresas que están recurriendo a estas formas de integrar a sus trabajadores pero se entiende porque el incremento en nómina al cumplir con las responsabilidades sociales es de hasta 25 por ciento, por supuesto que se encarece mucho la nómina en el camino, definitivamente no es el camino, pero se está buscando la forma de disimular porque justo lo que están haciendo es disimular que los trabajadores prestan un servicio”
Rolando Silva BriceñoIntegrante Colegio de Contadores Públicos de México

El primer día de septiembre concluye el periodo de transición que se estableció para que las empresas acaten los cambios que establecen que está prohibida la subcontratación, aunque sí se permite este esquema en servicios especializados o de ejecución de obras especializadas que no formen parte del objeto social ni de la actividad económica preponderante de la beneficiaria de estos siempre y cuando el contratista esté registrado en el padrón público que supervisará la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS).

Cabe destacar que las empresas que implementen esquemas simulados de prestación de servicios especializados o la ejecución de obras especializadas serán acreedoras de multas de hasta 50 mil UMAs (Unidad de Medida Actualizada), equivalentes a cuatro millones 481 mil pesos.

Una encuesta de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH) publicada en la primera quincena de marzo de 2021, señalaba la baja probabilidad de que los empresarios integren a sus trabajadores a la nómina. Aproximadamente 60 por ciento de los dueños de empresas encuestados señalaban que en caso de que se elimine la figura de subcontratación integrarían a sus empleados por honorarios o asimilados a salarios.

Poco enterados del cambio de la subcontratación

Los trabajadores deben de estar enterados acerca de los cambios en materia salarial y el estatus de sus contratos con las empresas que laboran, de lo contrario corren riesgo de incumplir con ciertas obligaciones fiscales o perder derechos laborales.

“Cuando estamos por nómina el patrón es responsable solidario, si él no hace la retención y no paga no es problema del trabajador, ahí hay cierta protección. Pero ya cuando nos damos de alta con obligaciones distintas, con obligación de facturar aquí sí tenemos que estar hacer declaraciones mensuales y anuales, pagos provisionales, presentar contabilidad anual, en algunos casos presentar contabilidad electrónica”, señala Silva Briceño.

Los trabajadores que cobren a través de honorarios, honorarios profesionales, asimilados a salarios, generalmente desconocen que además de presentar declaraciones del Impuesto al Valor Agregado (IVA) e Impuesto Sobre la Renta (ISR), pueden deducir gastos que sean necesarios para su actividad profesional, inversiones que sean estrictamente necesarias para la actividad, intereses pagados, pago de arrendamiento de local u oficina, el cobro de la luz y el télefono.

También puedes leer: Se apaga subcontratación, STPS vigilará la transición