Los honorarios destinados para abogados le salieron caros a Citigroup.

La matriz estadounidense de Grupo Financiero Banamex anunció un recorte de 600 millones de dólares de sus ingresos debido a la “rápida evolución de investigaciones regulatorias”.

En lo que va del año, la entidad financiera se ha enfrentado a varios escándalos fraudulentos que comienzan a cobrarle una gran factura.

El banco dio a conocer en marzo un presunto fraude orquestado con la empresa Oceanografía. De acuerdo a las investigaciones, Banamex otorgó más de 500 millones de dólares en préstamos incobrables a esta empresa.

De manera similar, hace unas semanas el banco anunció el hallazgo de otro fraude dentro de una empresa de seguridad suya.

Sin embargo, México no es el único lugar donde Citigroup tiene conflictos con la ley. La institución también forma parte de una investigación realizada por autoridades europeas y estadounidenses por supuestas manipulaciones en el mercado cambiario.

Al final de las cuentas, Citigroup redujo de 3 mil 440 millones de dólares a 2 mil 840 millones sus ingresos para el tercer trimestre.

En la bolsa, las acciones del grupo cayeron 1.7 por ciento al cierre del mercado después de haberse publicado las cifras.

En el primer trimestre del año, Banamex tuvo una baja anual de sus utilidades de casi 60 por ciento. 

Analistas consideran que el fraude de Oceanografía y la posición del banco en el sector de la vivienda explican la debacle del estado de resultados de la subsidiaria de Citigroup. 

La desarrolladora inmobiliaria GEO, declarada en concurso mercantil en abril, adeuda mil 500 millones de pesos a Banamex.

Dentro de Banamex, la unidad bancaria registró una baja anual de 78 por ciento en sus utilidades en el primer trimestre del año.