Este lunes, la Asociación Mexicana de Contadores Públicos (AMCP) dio a conocer que la Constancia de Situación Fiscal del Servicio de Administración Tributaria (SAT) está siendo innecesaria hasta cierto punto pues las empresas no la están solicitando.

Y es que la AMCP se pronunció ante las declaraciones de la jefa del Servicio de SAT, Raquel Buenrostro Sánchez y fijó una posición al desmentir que las empresas pidan la constancia de situación fiscal a sus empleados.

Así lo confirmó el presidente de la AMCP, Jesús Rodríguez Ambriz, quien insistió en que el SAT está obligado a cumplir con una ley que ellos mismos aprobaron dentro de la miscelánea fiscal 2022.

En ese sentido, alertó que esta exigencia podría causar el despido de varios empleados con la entrada en vigor del timbrado del comprobante fiscal digital por internet (CFDI) bajo la nueva versión 4.0 que será a partir del primero de enero de 2023.

Lo anterior se produce porque la semana pasada, Raquel Buenrostro dijo en la conferencia matutina en Palacio Nacional que el SAT nunca pidió la constancia fiscal a los trabajadores, que fueron las empresas.

Hay que recordar que con la nueva versión de la factura electrónica que incluyen los CFDI de nómina, es obligatorio para su correcto llenado que los recibos de pagos de salarios contengan el código fiscal del domicilio del trabajador.

Puedes leer: SAT no pidió constancia de situación fiscal, fueron las empresas, dice Buenrostro

Además, el domicilio debe coincidir con la información que tiene registrado el SAT.

A su vez, si el trabajador cambia de dirección, debe dar aviso al fisco y hacer la actualización correspondiente porque de lo contrario el patrón no podrá timbrar la nómina y tampoco procederá la deducción de impuestos.

Finalmente, esta información también es un requisito para las facturas electrónicas que se emitan en los CFDI versión 4.0 para los gastos a deducir de todos los contribuyentes, ya sean personas físicas o morales.