Conforme avanza la penetración del comercio electrónico (e-Commerce) en México también lo hacen los ciberdelitos, por ello las empresas han apostado por mayores medidas de seguridad para evitar fraudes.

Sin embargo, estas protecciones en ocasiones resultan contraproducentes para atraer clientes potenciales y es que existe un 60 por ciento de rechazo hacia clientes nuevos al ser confundidos por defraudadores, de acuerdo con la presentación del informe sobre el Desarrollo del comercio electrónico en México, su presente y sus tendencias por parte de la e-Commerce Summit & Expo (ECSE).

La preocupación es evidente pues tan sólo en el primer trimestre del 2021 se mostró un alza del 70 por ciento en fraudes cibernéticos, señala la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Algunos e-commerce no suelen ofrecer un nivel adecuado de seguridad al realizar pagos electrónicos, lo cual implica que sea una de las principales desventajas para estos casos. Sin embargo, el exceso de cuidado en esta área puede permear en sus ventas.

De esta manera, los propietarios dejan ir una cantidad de dinero importante, un ticket de compra abarca mil 200 pesos si se trata del promedio más bajo, mientras que uno alto alcanza los dos mil 500 pesos aproximadamente. Además, al repeler a nuevos usuarios, pierden la oportunidad de que regresen a visitar los sitios de comercio electrónico en un 39 por ciento, según la información brindada por ECSE.

60

por ciento es el índice de rechazo a clientes potenciales en el comercio electrónico con protecciones inadecuadas debido a que son confundidos por defraudadores

Actualmente 58 por ciento de las PyMes en el país utilizan medios digitales para ofrecer sus productos o servicios y este canal representa 34 por ciento del total de sus ventas, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO).

Aunque el comercio en línea lleva más de una década en el país el mayor crecimiento de este se observó el año pasado cuando las medidas de confinamiento obligaron a consumidores y negocios de todos los tamaños a migrar a este modelo.

Datos también de la AMVO señalan que 55 por ciento de los mexicanos adquirían sus bienes a través del comercio en línea durante el primer semestre de 2020, en tanto que en el segundo semestre la mitad de las empresas mexicanas preveía duplicar su crecimiento en internet, y dos de cada 10 marcas y comercios esperaban que para este año el e-commerce represente más del 30 por ciento del total de sus ventas.

La rapidez de la entrega, las ofertas y promociones y la venta de artículos que generalmente no se encuentran en tiendas físicas son las características que más hacen a los consumidores acudir al comercio electrónico.

También puedes leer: 5 actividades que ganaron con el e-commerce en México, durante la pandemia