El Banco de México (Banxico) disminuyó en 25 puntos base el objetivo de la tasa de interés para ubicarla en 4.25 por ciento, con efectos a partir de este día.

A pesar de que existe la posibilidad de que la Junta de Gobierno haga nuevos ajustes a la tasa, por ahora el espacio es limitado, por lo que todo parece indica que el banco central terminó con su ciclo a la baja, el cual comenzó en agosto del año pasado.

La Junta de Gobierno fijó el precio del dinero en un nivel similar al de la reunión de julio del 2016.

“Los retos derivados de la pandemia para la política monetaria incluyen tanto la importante afectación a la actividad económica como un choque financiero y sus efectos en la inflación”, se lee en el comunicado difundo por Banxico.

4.25

por ciento es el nivel de la tasa de referencia

El anuncio se dio horas después de que el Inegi publicara el dato de la inflación que a tasa anual aumentó a 4.10 por ciento en la primera quincena de septiembre del 2020. Con esto, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) salió del rango establecido por el órgano autónomo.

Al cierre de la sesión, el tipo de cambio se depreció 1.22 por ciento o 27.3 centavos, cotizando alrededor de 22.12 pesos por dólar, tocando un mínimo de 21.96 pesos.

Durante la jornada del jueves, la moneda mexicana tocó un máximo de 22.70 pesos por billete verde por el dato de desempleo semanal en Estados Unidos.

Las dos siguientes reuniones de política monetaria en el año se realizarán el 12 de noviembre y el 17 de diciembre.

4.10

por ciento se ubicó la inflación a mediados de septiembre

“La Junta de Gobierno tomará las acciones que se requieran con base en la información adicional y considerando la fuerte afectación a la actividad productiva, así como la evolución del choque financiero que enfrentamos”, precisó el órgano en el documento.

También puedes leer: Inflación, fuera del objetivo de Banxico; se ubica en 4.10%