Nintendo es una compañía de contrastes. Por una parte tienes a los juegos vende consolas como lo son Mario y Zelda, y por otra tienes juegos de nicho que si bien no son tan populares, la calidad de ellos es muy sólida. Tal es el caso de Xenoblade Chronicles 3. Monolith Soft  nos entrega un JRPG muy sólido que si bien es un juego de nicho en occidente, vale la pena explorar el género para ver que otras cosas te puede ofrecer.

Mejoras a la franquicia

Si eres un veterano de la franquicia, lo primero que vas a notar de Xenoblade Chronicles 3 son  las mejoras que han llegado respecto a sus anterioresentregas en lo que se refiere a jugabilidad, combate, etc… Todo esto a la vez que se mantiene lo que hace a Xenoblade Chronicles una franquicia que resalta dentro de su propio género. Los icónicos lugares, la historia entretenida, los personajes memorables, todo se puede encontrar aquí. Si bien hay mejoras , también cae dentro de los mismos errores que sus antecesores como lo es el dialogo cursi y ciertos villanos que solamente funcionan como un obstáculo dentro del juego.

Algo que caracteriza a los juegos de esta serie es que las historias se pueden jugar de manera independiente . Pero para aquellos que jueguen los demás , encontrarán varios guiños que son apreciados.

La historia tiene una premisa bastante interesante. Aionios es un planeta dividido por guerra en el cuál existen dos facciones en la que la vida de sus ciudadanos es básicamente pelear y pelear. Poco a poco el juego te va revelando más sobre las razones del conflicto y quienes son los beneficiados de tanta sangre derramada. La historia te va mantener enganchado a lo largo de sus 60-80 horas de duración. Mi único problema de la historia es que a veces hay demasiadas escenas incluso entre diferentes fases de una misma batalla. Esto es muy notable, especialmente durante las primeras horas del juego. Esto detiene el ritmo, pero es necesario para entender lo que está pasando. Para empeorar un poco las cosas esta la gran cantidad de tutoriales que tienes que aprender, ya que la complejidad del combate es aún mayor. Si bien lo segundo es un mal necesario, a veces las pausas si se sienten algo excesivas. Para aquellos con mucha paciencia la experiencia vale mucho la pena pero la realidad es que si tendrás muchas pausas.

Otro aspecto que complementa muy bien a la historia es las misiones secundarias que complementan bastante bien la historia pero si quieres completar todo, tu tiempo de juego superaría las 100 horas.

Un mundo limitado por Nintendo Switch

Los personajes, al igual que en el resto de la franquicia, son bastante memorables y están muy bien desarrollados. Entre los de tu equipo seguramente encontraras uno o varios que te van a gustar mucho. Mi único problema con los personajes es lo repetitivo que pueden ser sus frases. Cada vez que termines una batalla escucharás una y otra vez a los personajes decir la misma frase, a tal grado que esas palabras se quedarán en tu subconsciente por el resto de tu vida. Esto último es algo que pasa en los Xenoblades, pero después de dar la opción de quitarlo en Xenoblade Chronicles: Definitive Edition, no entiendo porque no nos darían la misma opción aquí.

Si bien visualmente es impresionante y empuja el Nintendo Switch a su limite, la realidad es que la tecnología detiene lo impresionante que podrían ser las ubicaciones en hardware más poderoso. El juego corre sólidamente a 30 cuadros por segundo, pero si sufre un poco del clásico borroso lejano y cosas apareciendo de la nada cuando te acercas. Si bien no afecta la experiencia, si te deja pensando el que podría ser. Pero las ubicaciones están repletas de cosas por hacer y tienen esa místicidad que es característica dentro de la franquicia.

Combate Complejo, Jefes “Repetidos”

Como ya lo había mencionado, una de las mejoras dentro de Xenoblade Chronicles 3 es el combate, y este se da gracias a la gran variedad de mecánicas y personajes. Si bien podría considerarse abrumador (por eso salen tutoriales cada cierta cantidad de tiempo), esto mismo ayuda a mantener la experiencia fresca a lo largo de la duración del juego. Éste es un JRPG que promueve la exploración dentro del combate, y busca la mejor manera de optimizar a tu equipo por medio de la experimentación. Tienes a las clases que podrías esperar pero sí hay más “carne” dentro de cada una de ellas.

Lo que sí carece de variedad son los jefes, ya que en muchas ocasiones vas a pelear con Demonios morados una y otra vez. Por otra parte en más de una ocasión vas a derrotar a un jefe sucede una escena sólo para comenzar otra batalla contra el mismo. Esto a veces puede llegar a ser agotador. Y en dificultades mayores se puede sentir frustrante ya que te estabas saboreando la victoria sólo para que te derrote después de la escena. Esto no es raro dentro de los JRPGs pero a veces siento que Xenoblade Chronicles 3 abusa de esto.

Calificación: 8.5

Xenoblade Chronicles 3 es un gran JRPG que en mi opinión vale la pena para los Nintenderos. Se requiere un poco de paciencia por lo que comente pero toda esa paciencia será recompensada con una gran experiencia.

Xenoblade Chronicles 3 es un juego desarrollado y distribuido por Nintendo que está disponible en Nintendo Switch. La copia para esta reseña fue proporcionada por Nintendo.