Se sabe que el proceso de desarrollo de un videojuego no es nada sencillo y mucho menos corto. Junto con el primer vistazo al PlayStation 5, vimos el anuncio del entonces llamado ‘Project Athia’, una producción de Luminous Productions y Square Enix que apuntaba a convertirse en una mega franquicia para la actual generación de consolas. Tiempo después, este proyecto se convirtió en Forspoken; después de promesas, demos controversiales y muchos años de desarrollo por fin pudimos jugar esta aventura protagonizada por Frey, ¿Valió la pena la espera?

PERSONALIDAD SI… PERSONAJES NO

Un punto a favor de este titulo es su historia llamativa, de una vez aviso que llamativo no es sinónimo de profundo o revolucionario. La narrativa arranca con un aire de misterio que hace que los primeros tres capítulos de tutorial sean bastante llevaderos. 

En Forspoken nos encontraremos con Frey, una joven en una situación por demás complicada y alejada de todo privilegio, que encontrará un brazalete parlante que la transporta al mundo de Athia, una tierra aparentemente atrapada en el medievo y que es acechada por un peligro sobrenatural conocido como el “desgarro”. El brazalete le brinda poderes fantásticos a nuestra protagonista, quien buscará regresar a la realidad y ayudará a Athia a librarse de la amenaza. 

La historia nos invita a ir poco a poco resolviendo dudas, que tanto la protagonista como el jugador, irán lanzando a lo largo del juego. El problema en este apartado entra con Frey, un personaje… Incómodo. Al intentar remarcar que Frey viene de un tiempo y lugar diferente a Athia, sus expresiones se sienten exageradas a un punto francamente desesperante y que nos da la impresión de que sus escritores intentaron plasmar a una persona joven sin investigar cómo habla una persona joven. Esto no sería del todo un problema si no fuera por dos cosas: La primera es que Frey es nuestra protagonista y lo segundo es que es un personaje que hablará demasiado, incluso en ocasiones en las que no sería necesario, provocando incluso que uno extrañe el silencio.

MAGIA, PARKOUR Y ACCIÓN

Al tratarse de un RPG uno esperaría que las mecánicas de combate y movilidad serían sinónimo de balance y diversión. En este caso podemos decir que Forspoken cumple con esto casi en su mayoría. Arrancar este titulo toma al rededor de 3-4 horas de juego, durante ese primer periodo el combate se sentirá bastante simple y hasta soso, pero una vez se supera este obstáculo, el sistema de combate alcanza un nivel bastante variado y divertido. El juego cuenta con un sistema de calificación posterior a las batallas, que una vez descifras sus parámetros, hará que la experimentación no pare combinando ataques ofensivos y hechizos de apoyo.

Algo que si es entretenido desde su introducción es el sistema de movilidad. El brazalete mágico de Frey le dará la facultad de correr y trepar ágilmente el entorno casi en su totalidad. Esta mecánica da una sensación de poder bastante satisfactoria y que hará entretenido explorar el entorno… Si hubiera algo que explorar.

Pareciera que para Forspoken es obligatorio que un buen concepto arrastre un punto en contra. En este caso, la movilidad divertida trae consigo un mapa bonito pero estéril, cosa que se traducirá a pocas ganas de explorar por parte del jugador. Sumado a esto durante nuestra partida nos encontraremos con murallas imposibles de saltar y más adelante un gancho muy poco confiable para balancearnos, provocando que nuestro personaje en ocasiones se caiga y reciba daño por caída.

INTERESANTE EN PAPEL, ESTÉRIL EN PRÁCTICA

Esta claro que Athia es un mundo muy rico. Con personajes interesantes y contextos llamativos que son poco explotados en gameplay o narrativa. Muchas de estas explicaciones o elementos interesantes los encontraremos en forma de notas y textos regados por el mapa pero nunca veremos en gameplay y mucho menos integrados en la narrativa de nuestra historia.

El universo de Forspoken se siente como una oportunidad francamente desperdiciada que en ocasiones pareciera que sus desarrolladores querían hacer un libro en lugar de un videojuego. 

Calificación: 6.0

Forspoken es un conjunto de buenas ideas ejecutadas de la peor forma posible, es frustrante ver cómo de un universo con gran potencial crean un juego sin personalidad y decepcionante. La calidad tan inconsistente entre los distintos rubros de este juego lo convierten en una producción francamente mediocre.

Forspoken es un título desarrollado por Luminous Productions y publicado por Square Enix para PlayStation 5 y PC. Para esta reseña se jugó la versión de PlaySatation 5, la cual fue proorcionada por Square Enix.