Después de jugar varios juegos de terror en donde sufres con diferentes abominaciones, una pregunta que siempre me hecho es: ¿Qué se sentirá estar del otro lado del juego de terror? Carrion es un juego que se hace ésta misma pregunta y te trae una propuesta interesante en donde tu puedes jugar a ser una abominación de la naturaleza y aterrorizar a la gente.

Papeles Invertidos

La idea principal del juego comienza con nuestro protagonista escapando de un laboratorio y trata de expandirse dejando nidos o devorando humanos. Carrion crea una fantasía de poder que lo distingue de otros juegos. Como es de esperarse, nuestro monstruo tiene super fuerza, un conjunto de habilidades para resolver los rompecabezas en los diferentes niveles y una movilidad completamente libre. El juego brilla cuando se cumple esa fantasía de poder por medio de los combates u obteniendo habilidades que te ayudaran a explorar áreas que no podías antes, como un Metroidvania. Los escenarios de combate (en especial cuando ya vas más avanzado) son bastante interesantes ya que existen diferentes formas de deshacerte de tus victimas. Al principio del juego eres básicamente imparable, ya que las pistolas de los pocos humanos que las llevan no son suficientes, pero cuando te encuentres con drones, Exoesqueletos (similares al de la película Alien), soldados con escudos o lanzallamas, ahí si tendrás que pensar dos veces tu manera de resolver la situación.

El juego en sí no tiene una historia más allá de ser un monstruo que quiere matar a todo a su paso y esto funciona en favor del juego, ya que eres un monstruo, no existen otras motivaciones ni desarrollo. Simplemente quieres matar a las personas para crecer más o para defenderte de sus armas. Los pocos detalles que si se pueden encontrar dentro de esta historia son “recuerdos” en los que juegas como los científicos y en estos, aprendes más detalles acerca de tí.

Mundo medio vacío

Lo primero que notarás a la hora de jugar Carrion es que tiene esa estética 32 Bit que a todos nos gusta, y los diseños de los lugares, enemigos y el monstruo en sí son bastante buenos. La variedad de los niveles también es buena, pero mi único problema con esto es que una vez que matas a todos, el mundo se siente muy vació y esto puede provocar que te pierdas, lo que me lleva a mi otro problema con el juego.

A pesar de tener ciertos elementos similares a los Metroidvania, falla en un aspecto que es muy importante dentro de éste género: La exploración se siente tediosa. Vas a llegar a tener momentos en los cuales te pierdes y estarás buscando ese cuarto para poder continuar pero los enemigos (humanos) no reaparecen y los rompecabezas resueltos así se quedan lo cuál te deja en un momento bastante incomodo entre las batallas y los rompecabezas que en algunos momentos si me dio un poco de flojera continuar por lo que tuve que tomar un descanso. Esto es algo triste, en especial por que el juego es bastante genial en todos los demás aspectos. Curiosamente en donde más te vas a divertir con Carrion es en el DLC , ya que se acorta mucho esa exploración para darte en su lugar distintos escenarios de combate con momentos divertidos y memorables.

Calificación: 7.5

Carrion es un juego con muy buena jugabilidad y varios momentos geniales, pero lo monótona que puede llegar a ser la exploración deja un sentimiento de potencial que no se alcanzó En general si recomiendo el juego por esos momentos divertidos que lo hacen una experiencia bastante única.

Carrion es un juego desarrollado por Phobia Game Studio y Distribuido por Devolver Digital que está disponible para PlayStation 4 , PlayStation 5, Nintendo Switch, Xbox One, Xbox Series X/S, Windows, Linux y  Mac OS. Para esta Reseña, el juego se juego en PlayStation 5 y fue proporcionado por el distribuidor.