El tren de los Battle Royale salió de la estación hace un par de años, y es obvio que por su éxito todo mundo quiere subirse. En esta ocasión (y algo tardíos) Bandai Namco se quiere sumar a esta tendencia. Al poseer casi todas las IPs de anime pudieron haber elegido la que quisieran y el elegido para esta ocasión fue My Hero Academia.

A PUÑO LIMPIO

Antes de seguir con este preview es importante hacer una mención. Su servidor no ha visto el anime en cuestión, cosa que considero no es relevante para este análisis debido a que este título no toca de ninguna forma la historia de la animación. 

Dicho lo anterior, ahora sí podemos continuar. El concepto base de esta producción es igual al de todos los Battle Royale que ya conocemos. Un mapa extenso, varios jugadores y el área de batalla se va reduciendo conforme avanza el tiempo en la partida. La principal diferencia de este juego es que las batallas libradas en el campo no serán con armas, más bien los jugadores nos enfrentaremos en combates cuerpo a cuerpo y podremos apoyarnos de poderes para atacar a distancia o atraer al jugador enemigo.

Por otro lado, para entrar a la batalla campal es necesario jugar en tercias, algo importante a resaltar es que cada personaje cuenta con habilidades y movilidad diferentes y es imposible repetir personajes, una dinámica muy similar a los shooters basados en clases.

NUEVO JUEGO, MISMO BANDAI

Los juegos de anime propiedad de Bandai no se caracterizan por un alto nivel de detalle o pulida. Con esto no quiero decir que sean juegos malos o injugables, más bien son títulos reconocidos por el fanservice, debido a que son 100% hechos para espectadores de las animaciones. Por desgracia, considero que si sus visiones para este juego son más abiertas al público en general, se debe poner una mayor atención a los aspectos técnicos.

Varias de mis peleas fueron poco acertadas debido a lo caótica que es su cámara. Esto restó muchos puntos, ya que a pesar de ser un juego divertido y con propuesta interesante en el género, los saltos de cámara y poca estabilidad me llegaron a desesperar a niveles en los que incluso dejaba de jugar.

Pasando al lado amable, su código de red era decente, a pesar de ser una Beta y con un buen número de jugadores activos, el título se portó bien y las partidas fluyeron sin mayor problema, un aspecto clave para los títulos de batallas campales.

My Hero Academia Rumble es una propuesta medianamente refrescante para los Battle Royale al tener un enfoque principal para los combates cuerpo a cuerpo, de igual forma que sea gratis desde su lanzamiento ayuda a que más gente pueda entrar a jugarlo. Esperemos que los problemas de cámara se solucionen y su esquema de pago no sea predatorio.

Claramente no tenemos frente a nosotros al ‘Fortnite Killer’ pero con amor por parte de sus desarrolladores podríamos tener una alternativa decente y refrescante para los fans del género o el anime.