La polémica sigue rondando a la nadadora estadounidense, Lia Thomas, ahora debido a Riley Gaines del equipo de la Universidad de Kentucky, pues admitió sentirse incomoda ante la atleta transgénero.

“No fue algo de lo que nos hayan advertido, lo cual pienso que no fue justo en muchos sentidos, cambiarse en un vestidor con alguien que tiene partes diferentes”.

“No sólo tenemos que competir con un hombre, estamos obligadas a cambiarnos con uno en el vestidor”, indicó Riley a Tucker Carlson en el programa ‘Tucker Carlson Today’.

Gaines agregó que se encuentran sentadas sin saber con quién están platicando y poder abordar dicha situación de una manera civilizada de una manera clara y discreta.

Cabe señalar que esta situación no ha sido la primera vez, pues la nadadora de 22 años señaló que estaban lidiando con algo que estaba fuera de su control.

“Si tienen diferente capacidad pulmonar, la altura, los niveles de testosterona, si usaron bloqueadores de testosterona o no”.

“No quita la pubertad que tiene un hombre. Especialmente Lia, quien nadó tres años como hombre”, mencionó.

Lee también: Nadadores transgénero: postura sin consenso

 

En el pasado mes de agosto, la FINA anunció que pondrá en funcionamiento la categoría abierta en la que podrán competir deportistas transgénero.

“No quiero que se le diga a un deportista que no puede competir en el más alto nivel. Voy a poner en funcionamiento un grupo de trabajo para crear una categoría abierta en nuestras competiciones”.

“Seremos la primera federación en hacerlo”, aseguró Husain Al Musallam, presidente de la Federación Internacional.

Lia Thomas se convirtió este año en la primera nadadora transgénero en ganar un título universitario en los Estados Unidos.