Por fin se terminó la incertidumbre, pues la Federación Internacional de Natación (FINA) se pronunció al respecto, sobre el caso de la nadadora estadounidense de origen mexicano, Anita Álvarez.

Pues después del incidente del pasado miércoles, en el que la competidora perdió el conocimiento en pleno evento y ante la falta de una reacción pronta de los socorristas tuvo que ser rescata por su entrenadora.

La Federación determinó que Anita no podrá disputar la Final de la rutina libre por equipos con Estados Unidos, ya que decidió excluirla de la competencia.

Tras el desmayo que sufrió el pasado miércoles al término de un ejercicio libre. La selección de natación artística del país vecino afirmó que Álvarez se encontraba bien tras lo sucedido.

Aunque el organismo rector de la natación determinó que no estaba en condiciones para disputar las pruebas finales programadas para este viernes.

El doctor Merkely Bela, encargado de la salud de los atletas en el Mundial de Natación de Budapest, fue cuestionado por un medio local de Hungría.

Lee también: FINA revisará reglas que impiden a los socorristas actuar sin autorización

 

Al respecto, dijo que quizás la competidora estadounidense no está hecha para la natación sincronizada.

“Hay diferentes tipos de atletas. Algunos toleran bien que la cantidad de oxígeno y dióxido de carbono varíe en su organismo”, afirmó Bela.

“Pero hay quienes son más sensibles a esto, y Anita Álvarez es una de estas personas. Probablemente la natación sincronizada no sea para ella”.

Al no poder apelear la decisión de la FINA, el presidente de la Federación Estadounidense de Nado Artístico, Adam Andrasko lamentó que Anita “no tenga la oportunidad de competir, pero volverá a la piscina en un futuro próximo”.