El rumano David Popovici, se convirtió en el nadador más joven en romper el récord mundial en los 100 metros libres el sábado, superó la marca que se estableció hace 13 años en el mismo lugar.

El nadador de de 17 años terminó en un tiempo de 48,86 segundos en el Campeonato Europeo por encima de los 46,91 segundos que estableció el brasileño César Cielo en el Campeonato Mundial del 2009, que también se llevó a cabo en el histórico Foro Italico en Roma.

Cielo batió el récord el 13 de julio del 2009 en la última gran competencia que permitió los trajes de baño de poliuretano. Era el récord más longevo en la historia del evento que se remonta a 1905.

Ahora le pertenece a una de las nacientes estrellas del deporte.

“No hubo prisa y tuve que ser muy paciente sobre el récord del mundo”, reconoció Popovici.

“Ha dolido, pero siempre vale la pena y me siento bien. Me sentí bien y es algo muy especial romper un récord que estableció César Cielo en el 2009”.

Cielo aún es dueño del récord de los 50 libres, que se encuentra entre las 8 marcas en la categoría varonil que se mantienen de la era de los trajes de poliuretano.

Lee también: ¡Histórico! México consigue cuarto lugar en Mundial de Natación de Budapest

 

Cinco de estos se establecieron en los mundiales supercargados del 2009.

Popovici tuvo una primera vuelta de 22,74 segundos y consiguió el récord con una segunda vuelta de 24,12 segundos para vencer fácilmente al húngaro especializado en mariposa Kristóf Milák por 0,61 segundos.

El italiano Alessandro Miressi fue tercero con tiempo de 47,63.