Los Santos de Nueva Orleans son de los equipos más espectaculares de la NFL en ofensiva; sin embargo, pese a las estadísticas históricas conseguidas por el veterano quarterback Drew Brees, sus títulos se limitan a un solo Super Bowl conseguido.

Al rebasar los 40 años, Drew Brees está en el ocaso de su carrera, pero todavía le queda gasolina para llevar a los Santos a los primeros lugares, por lo menos, de su división, a donde ha llegado uno de sus rivales más característicos, Tom Brady, quien intentará guiar a los Bucaneros de Tampa Bay al lugar que ha ocupado Nueva Orleans.

El principal problema que podría tener Brees este año llegaría de adentro de su vestidor, luego de que hace unos meses criticara a los jugadores que se han manifestado contra la violencia racial, lo que podría atraerle problemas con sus compañeros.

La ofensiva de Santos no se limita con Brees, pues cuentan con Alvin Kamara y Latavius Murray como corredores, así como con Michael Thomas, Emmanuel Sanders y Jared Cook, así como Taysom Hill, quien suele tener sorpresivas participaciones como quarterback, corredor, receptor y devolviendo patadas.

Defensivamente tienen las armas para dar la pelea en el calendario regular y en la fase final, principalmente con la llegada de Malcolm Jenkins. Y aunque la defensa llegue a fallar, la ofensiva de los Santos es una máquina de producir puntos.

También puedes leer: Águilas de Filadelfia con paso discreto