Llega Navidad y como regalo bajo el árbol varios equipos podrían asegurar su presencia en los playoffs; sin embargo, conseguir el boleto no será nada sencillo, por lo que se espera una guerra sin compasión para obtener esos lugares en los juegos de enero.

Las acciones comenzarán en medio del recalentado del pavo y el ponche, el próximo viernes 25, cuando los Vikings visiten New Orleans. Para Minnesota su destino no depende solo de lo que ellos hagan, pues necesitan ganar y que Arizona pierda, de lo contrario, estarán eliminados. En tanto, los Saints aspiran a quedarse con el primer lugar de la Conferencia Nacional para poder descansar la primera semana.

Para el sábado serán tres encuentros, en el primero de ellos Tom Brady buscará mantener a los “Bucs” con vida. El veterano quarterback visitará a los Detroit Lions, que ya no pelean nada, pero que históricamente tienen más victorias que Tampa Bay cuando se enfrentan.

En un choque divisional, los 49ers, que ya están eliminados, intentarán ponerle el pie a Arizona, equipo que hasta el momento tiene el último sitio para la postemporada, el cual corre el riesgo de ceder ante los Chicago Bears.

La jornada sabatina se cierra con los Dolphins visitando Las Vegas, equipo que no tiene otra opción más que ganar para mantenerse con vida, aunque sus triunfos no serían suficientes pues necesitaría de distintas combinaciones. Un triunfo de Miami sentencia a los Raiders.

De los juegos de domingo el que más llama la atención es el que tendrán Eagles y Cowboys, ya que además de ser choque divisional, ambos siguen respirando a pesar de su mediocre temporada. El que caiga en este partido deberá esperar a 2021 para la revancha, mientras que el ganador seguirá en la carrera, sin importar el resultado de Washington, actual líder del sector.

Dentro de la misma división, los New York Giants tendrán una complicada visita a Baltimore, el equipo de la “Gran Manzana” tiene que ganar para seguir en la contienda.

Por otra parte, Washington se enfrenta a Carolina, un duelo que luce accesible para los de la capital estadounidense, que con esta victoria necesitaría que Dallas venza a Philadelphia y New York pierda para conquistar el Este.

Otro choque divisional atractivo será entre Rams y Seahawks. Mientras el conjunto de Seattle ya aseguró su presencia en playoffs, para Los Angeles es requisito salir victoriosos para que la distancia con Chicago ya sea irreversible, en tanto, los “Halcones Marinos” todavía pueden ser alcanzados hasta por Arizona en su división, lo que los podría enviar a jugar de visita toda la postemporada.

Los campeones Kansas City Chiefs se medirán a los Atlanta Hawks, en su búsqueda por quedarse con la mejor marca de toda la NFL y mantener el paso hacia el bicampeonato, y aunque en el papel los “alados” no deberían representar ningún problema es un equipo que constantemente gusta de tropezar a los favoritos.

Indianapolis y Tennessee tienen enfrentamientos complicados en su pugna por la definición del Sur de la Americana. Los Colts visitarán Pittsburgh, que luego de haber perdido el invicto ha dejado muchas dudas en su funcionamiento, por otra parte, los Titans recibirán a los Green Bay Packers, en un choque con olor a playoffs.

Cleveland, que intenta alcanzar a los Steelers en el primer lugar de su sector, se medirá a los Jets, equipo que la semana pasada ganó su primer partido del año. Otro equipo involucrado en la carrera hacia enero es Chicago, que se enfrenta al otro peor conjunto de la NFL, los Jacksonville Jaguars.

Finalmente, el Lunes por la Noche lo protagonizarán los Buffalo Bills y los eliminados Patriots. Mientras el primero ya es campeón divisional, para New England solo queda terminar con un mejor récord, luego de quedar eliminados de postemporada por primera vez en 12 años. La Semana 17 se definirá el domingo 3 de enero, cuando se jueguen todos los partidos antes de los plaoffs.

También puedes leer: Se perfilan los favoritos de los playoffs de la NFL