Reporte Indigo

Italia se estremece


"Hemos decido la separación del jugador para permitirle aclarar lo más rápido posible su posición"

Demetrio Albertini

Vicepresidente de la FIGC

Una vez más el futbol italiano atrae las miradas del mundo del balompié, pero no por algún buen resultado, sino por el arreglo de partidos.

La policía italiana detuvo a Stefano Mauri, capitán de la Lazio y fiscales tienen en la mira al entrenador del campeón de la Serie A: la Juventus de Turín, como parte de una investigación internacional sobre el amaño de partidos en ligas de diferentes países.

Ocho partidos que se jugaron en están bajo revisión, dijo el fiscal Roberto Di Martino. La policía visitó el lugar de entrenamiento de la selección italiana en Florencia, donde interrogaron al defensa Domenico Criscito por su supuesta implicación en el caso.

Después de la noticia, Criscito quedó fuera de la lista de jugadores que participarán en la Eurocopa que arranca el próximo 8 de junio en Polonia y Ucrania.

Leonardo Bonucci, defensa de la Juve también está siendo investigado.

Antonio Conte, director técnico de la “Juve” no aparece en la lista de sospechosos, pero su casa fue cateada en busca de pistas sobre el amaño de partidos, ya que previamente había dirigido al Siena durante la temporada 2010-2011.

“Conte está completamente al margen en esto y estamos firmemente decididos a mostrar su inocencia”, declaró Antonio De Rencis, abogado del entrenador de la Juventus.

La investigación recuerda un escándalo similar que estalló antes del Mundial de 2006, que le costó a la Juventus ser despojada de su título en la Serie A. En medio de ese escándalo Italia ganó su cuarta Copa del Mundo tras derrotar a Francia.

Domenico Criscito

Es el único jugador de la Selección de Italia sobre el que se sospecha pudo haber organizado una reunión para amañar el resultado contra su anterior equipo, el Genoa.

Exit mobile version