Además de llevar un arranque perfecto en la temporada, las expectativas que los colocan como favoritos para ganar el Super Bowl, hacen que el duelo de Lunes por la Noche entre los Baltimore Ravens y los Kansas City Chiefs, sea un plato de lujo para cerrar la semana 3 de la NFL.

Los campeones vigentes han ganado sus primeros dos juegos, ante Texans y Chargers, ambos sin mayores complicaciones; sin embargo, a partir de esta jornada les viene una serie de encuentros complicados, primero con Baltimore y le seguirán Patriots, Las Vegas y Buffalo.

Patrick Mahomes acumula 79 intentos de pase y no ha sufrido ninguna intercepción, por el contrario, lleva cinco pases de anotación y ha encontrado con Tyrek Hill y el corredor novato Clyde EdwardsHelaire un tridente de terror para las defensivas rivales.

Defensivamente los Chiefs han permitido más de 800 yardas a los rivales, no obstante, con la capacidad que tienen al ataque no deben preocuparse tanto, aunque sí es necesario mejorar, especialmente por el rival en turno.

Justo los Baltimore Ravens cuentan con el mariscal Lamar Jackson, Más Valioso de 2019, quien encabeza un equipo que se ha visto aún más sólido que Kansas City en las primeras dos semanas.

Con triunfos sobre Cleveland y Houston, los Ravens enfrentan su primer choque complicado del año, en un calendario benévolo para el equipo. Jackson es una amenaza por tierra y aire, lo que da a Baltimore cierta ventaja sobre una defensiva débil en algunos aspectos.

Esta rivalidad no suele darse tan seguido, pues desde 1999 solo se han visto en 10 ocasiones, con ventaja en la serie para Kansas City, que a su vez tiene racha de tres triunfos consecutivos, siendo el último el año pasado, cuando la defensa roja frenó a Jackson.

También puedes leer: Fans de los Ravens protagonizan golpiza durante juego de derrota (VIDEO)