La primera temporada de Matt LaFleur como entrenador de los Empacadores de Green Bay resultó mejor de lo que se esperaba, al haber alcanzado los playoffs con el título divisional, aunque en la final de Conferencia fueron aplastados por los 49ers de San Francisco.

Parte de esa debacle en el previo al Super Bowl se debió a que la defensiva falló para detener a la ofensiva terrestre de los Niners, por lo que uno de los primeros movimientos fue cambiar al linebacker Blake Martinez por Christian Kirksey.

Se puede decir que en 2019 Green Bay tuvo suerte, porque clasificó a la ronda final pese a que su defensiva permitió más yardas que las obtenidas por la ofensiva, esto sumado a que Aaron Rodgers tuvo una temporada promedio y que su poder en el brazo está menguando.

Por esa razón, y pensando a futuro, los Empacadores obtuvieron en el Draft a Jordan Love, y aunque no se espera una relación “de amor” entre ambos mariscales de campo, el joven tendrá la oportunidad de aprender de uno de los mejores veteranos.

El año pasado gran parte del ataque verde fue por tierra, pero esta temporada Aaron Jones cargará con más responsabilidad, mientras que Rodgers podrá explotar el talento de Davante Adams.

La primera temporada de Matt LaFleur como entrenador de los Empacadores de Green Bay resultó mejor de lo que se esperaba

También puedes leer: Halcones marinos con menos sufrimiento