6

finales perdidas las que suma Pumas para ser el segundo más perdedor de México

El mejor del partido fue Pumas, pero el mejor al final del camino fue Tigres y esa grandeza les hizo justicia. Los felinos de la UANL consiguieron anoche el campeonato del Apertura 2015 al vencer en los penales a los de la UNAM en la propia cancha de Ciudad Universitaria.

Como hace 37 años, los norteños se hicieron del título nacional por encima de los capitalinos, quienes durante toda la Liguilla dejaron muchas dudas de su funcionamiento y también fallaron al ejecutar los penales para definir al campeón.

El cuarto título de Tigres consolidó así la era más importante en la historia del club, ya que en un año disputaron tres finales, dos de Liga MX y una de Copa Libertadores, aunque solo consiguieran la que disputaron anoche en el Distrito Federal.

Lo cardiaco del partido fue gracias al corazón y voluntad de Pumas, que estando abajo 0-3 en el marcador pudieron alcanzar en dos ocasiones el resultado parcial sin dejarse vencer hasta que el árbitro Fernando Guerrero no terminara el juego.

El primer gol de Pumas llegó al minuto 44 después de un centro al área que Matías Britos intentó rematar, pero sacó de balance a Nahuel Guzmán y con la pelota viva en el área Eduardo Herrera remató para el gol.

Al 54 fue Britos quien devolvió la esperanza puma, al conseguir el 2-0 luego de un centro de Fidel Martínez y posterior resbalón de Nahuel para fundir la red de Tigres.

Silvio Torales, uno de los cambios estratégicos de Memo Vázquez, fue quien concedió los tiempos extras en la dramática Final. 

Con remate de cabeza al 87, Torales logró igualar en 3-3 el marcador global y Pumas celebró la hombrada momentánea.

“Tuca” agotó los cambios de forma temprana, así que tuvo que jugarse los tiempos extras con mayoría defensiva.

El hombre clave de toda la temporada, André Pierre Gignac, devolvió la fe en Tigres al hacer un gol en el primer tiempo extra del encuentro.

Con una recepción magistral, Gignac concretó un gran centro de Israel Jiménez que hizo ilusionarse al equipo.

Pero a solo unos instantes de que terminara el segundo tiempo extra, Gerardo Alcoba se vistió de héroe al empatar de nuevo el global y forzar los penales, que a la postre ganaría Tigres.

En sus turnos, Pumas definieron al campeón. Falló Fidel Martínez y después Nahuel paró el tiro de Javier Cortés, pese a que Ismael Sosa y Luis Fuentes concretaran en la red.

Por Tigres, el campeonato lo definieron los goles de Gignac, Juninho, José Rivas e Israel Jiménez, haciendo explotar de emoción a los aficionados que acudieron al pletórico Olímpico Universitario y a los miles que esperaron a su equipo en la Macroplaza de Monterrey.