Christian Eriksen revivió el sábado. Literal. Apenas en su segundo día de competencia, la Euro 2020 vivió el momento que, sin duda, marcará el torneo. El jugador de Dinamarca se desplomó en el partido ante Finlandia y gracias a una pronta asistencia médica, hoy, el volante del Inter de Milán pudo volver a ver a sus compañeros y pedirles que se brinden al máximo en el torneo.

“Christian estuvo muerto en algún momento. A los detalles de por qué sucedió no puedo responder. Tuvimos que empezar con un masaje cardíaco y reanimación porque se había ido. Todo sucedió en un momento. Hubo un paro cardíaco y fue revivido con una descarga de un desfibrilador”, dijo el médico de la selección de Dinamarca, Morten Boesen.

“Lo recuperamos con la primera descarga del desfibrilador. Fue algo breve y crucial”, declaró el médico, quien admitió que el jugador de 29 años no hubiera sobrevivido sin la presencia de equipo médico de primera mano. Lo salvó el hecho que ocurriera en una competencia de gran envergadura.

Pero estuvo muerto, por unos instantes. Y eso es motivo para que se haya terminado su carrera como futbolista profesional. Al menos, esa es la opinión de Sanjay Sharma, reconocido cardiólogo y médico de Eriksen, mientras éste se encontraba con el Tottenham de la Liga Premier.

“No sé si volverá a jugar futbol. Con franqueza, murió, aunque fuese por unos minutos, pero murió. ¿Un profesional médico le permitiría morir de nuevo? La respuesta es no. La buena noticia es que vivirá, la mala noticia es que está llegando al final de su carrera”.

Sharma explicó que Eriksen no presentó fallas cardíacas en las pruebas que se le hicieron mientras estuvo en el equipo inglés:

“(Cuando lo veo caer) Pensé: ‘¿Hay algo allí que no vimos?’ miré los resultados de todas las pruebas y todo parecía perfecto. Desde el día en que lo contratamos era mi trabajo evaluarlo y lo examinábamos todos los años. Por lo tanto, sus pruebas hasta 2019 fueron completamente normales, sin ninguna falla cardíaca subyacente obvia. Puedo dar fe de ello”, reveló.

Al cierre de esta edición, Eriksen, quien dejó el campo consciente, se encontraba estable en el Rigshospitalet, uno de los nosocomios más reconocidos de Copenhague y adyacente al Parken Stadium, donde el partido se disputó.

“Estoy más preocupado por ustedes”, dijo Christian Eriksen

El DT de Dinamarca, Kasper Hjulmand, informó desde el sábado que pudo hablar con el mediocampista mediante una videollamada. “Fue un alivio verlo sonreír”, dijo. Christian estaba más inquieto por el bienestar de sus compañeros y preguntó cómo se sentían.

“Nos dijo: ‘no recuerdo mucho, pero estoy más preocupado por ustedes. ¿Cómo están? Típico de Christian”, añadió el DT, quien confirmó que sus pupilos decidieron reanudar el juego ante Finlandia, suspendido por 90 minutos, una vez que supieron que Eriksen se encontraba estable.

La federación danesa informó que el jugador mandó saludos a sus compañeros y que el resto de la plantilla y personal de la selección “han recibido asistencia en caso de crisis y permanecerán juntos después del incidente de ayer”.

“(Christian) quiere que juguemos”, indicó Hjulmand. “Vamos a tratar de volver a una cierta normalidad mañana (lunes). Eso se ajusta completamente con lo que dicen los psicólogos, y con la manera con la que yo pretenda guiar a este grupo de ahora en adelante”.

Dinamarca canceló todas las actividades de prensa que se habían previsto en su concentración el domingo, además de posponer un entrenamiento. El próximo partido será el jueves contra Bélgica.

Criticaron decisión de reanudar el juego

La reanudación del partido entre Dinamarca y Finlandia fue blanco de duras críticas en el primer país, destacándose las voces de las retiradas estrellas Peter Schmeichel y Michael Laudrup.

La UEFA ofreció a los daneses la alternativa de retomar el partido el domingo al mediodía, pero los jugadores quisieron terminarlo el sábado. Una fecha posterior no era posible, ya que Finlandia disputará su segundo partido este miércoles en San Petersburgo, Rusia.

El DT danés Kasper Hjulmand se dijo orgulloso de que sus pupilos quisieron terminar el partido, pero que ahora cree que debieron insistir en suspenderlo. Dinamarca perdió 1-0.

Primer duelo entre contagios

En el duelo más atractivo de la jornada de hoy, España y Suecia se verán las caras, con la particularidad de que ambas selecciones presentaron dos positivos por COVID-19. En el caso de los españoles, los jugadores contagiados fueron Sergio Busquets y Diego Llorente, mientras que por los suecos son Dejan Kulusevski y Mattias Svanberg.

Para este encuentro, los españoles fueron vacunados, hecho que provocó críticas debido a los efectos contraproducentes que podría tener la vacuna a tan pocas horas del juego; sin embargo, al momento no se han reportado incidentes.

En el caso de Suecia, el jueves pasado se llamó de emergencia a seis jugadores más como plan de contingencia por si se presentaban más casos.

También puedes leer: Gana Inglaterra, en casa y con su gente e inicia Eurocopa con el pie derecho