La cuarta semana de la temporada pondrá una difícil prueba para Pat Mahomes, quien en el arranque del calendario ha demostrado que es el presente y futuro de la NFL. El multimillonario quarterback y los Kansas City Chiefs visitarán a los New England Patriots.

Esta será la primera vez que Mahomes vea el uniforme azul marino de los adversarios sin el dorsal 12 como su rival directo. En las tres ocasiones que “Showtime” se enfrentó a Tom Brady, salió con dos derrotas y solo una victoria.

El paso perfecto de Kansas que, en teoría, estaba en riesgo en el juego anterior contra los Baltimore Ravens, fue mantenido sin mayores problemas, pues la defensiva roja fue una pesadilla para Lamar Jackson y compañía.

Por otra parte, los Patriots sortearon la visita que tuvieron de Las Vegas Raiders, y aunque el equipo no se ha mostrado espectacular como se esperaba sería con Cam Newton como pasador, el coach Bill Belichick ha mantenido la estrategia de explotar todas las áreas, tanto aire como tierra, como lo hizo en los últimos años de Brady.

En otros encuentros, los Dallas Cowboys siguen acumulando críticas, principalmente el quarterback Dak Prescott, quien desea un contrato con muchos ceros en el cheque, pero que cada semana sigue quedando corto especialmente en los momentos de máxima presión.

Esta semana, los de la “estrella solitaria” reciben a los Cleveland Browns, que si bien tiene dos victorias al momento, esa marca es engañosa, ya que han sido ante rivales de menor nivel como Washington y Cincinnati.

A la semana 4 llegan invictos los Buffalo Bills, que visitan a Las Vegas; Pitt sburgh y Tennessee, cuyo choque fue pospuesto por los casos de COVID-19 en los Titans; Kansas, Green Bay, Chicago y Seattle son los otros clubes con paso perfecto.

También puedes leer: Final temprana, Baltimore Ravens y Kansas City