ANUNCIO

TROUVé

TROUVé

Por amor al objeto

Javier Carral conecta su iPad a un amplificador de bulbos. En pocos segundos, la música se escucha con nitidez. Recorre su galería mostrando sus objetos favoritos. 

Tiene una colección de bolas de billar de pasta amarillas, un escritorio diseñado por el mismo hombre que hizo los primeros muebles de la ONU, una serie de antiguos lentes fotográficos.

Hay piezas aún menos comunes. Sobre una pared están colgados dos trozos de madera con forma de piernas.

“Fueron diseñadas durante la guerra, servían para entablillar a los heridos”, relata.