ANUNCIO

TRAFICODEINFLUENCIAS

TRAFICODEINFLUENCIAS

Privilegios sin castigo

El tráfico de influencias encontró un gran escondite en su propia maraña.

Hay un amigo o un conocido que nos puede echar la mano. Las empresas que participan en una licitación buscan tener información privilegiada sobre cómo ofertó la competencia para ganar el concurso sin gastar en una investigación.

Los usuarios de los servicios públicos quieren a alguien que les condone sus impuestos.Vulgarmente, se le conoce como “tener palanca”.