ANUNCIO

PETóLEO

PETóLEO

El lastre de Pemex

Los problemas de Pemex parecen nunca acabar. En medio del desplome de los precios internacionales del petróleo, recortes presupuestales y la necesidad de competir por primera vez con empresas extranjeras, la petrolera no encuentra una solución para reducir su gasto laboral.

La empresa productiva del Estado es calificada por expertos en la industria como demasiado grande e ineficiente debido, en gran parte, a que sus trabajadores sindicalizados gozan de tantos privilegios que es prácticamente imposible despedirlos.