ANUNCIO

GRANPREMIODEJAPóN

GRANPREMIODEJAPóN

Legendario, exigente y peligroso

El asombro de Adrian Sutil, la consternación en el paddock y la angustia en los espectadores. Entre paramédicos, el francés Jules Bianchi, piloto de Marussia, estaba inconsciente y al filo de la muerte después de un trágico choque contra la grúa que recogía el auto de su compañero.

Los rostros de quienes seguían de cerca una carrera más del campeonato de Fórmula Uno, la décimo quinta de la temporada, pasó de la emoción al temor tan velozmente como cruza un bólido la bandera de cuadros en la meta.