ANUNCIO

GERMANWINGS

GERMANWINGS

Copiloto practicó descenso

El descenso que culminó con la muerte de 150 personas a bordo del vuelo 4525 de Germanwings parece haber sido premeditado y no sólo intencional.

Investigadores franceses revelaron ayer que el copiloto Andreas Lubitz intentó hacer un descenso controlado en otro vuelo con destino a Barcelona la mañana del 24 de marzo, apenas dos horas antes de estrellar deliberadamente el avión A320 en una montaña cuando regresaba a Alemania.