COPAAMéRICA2016

COPAAMéRICA2016

“La Selección no es para mí”

Qué sorpresa tan extraña le tuvo guardada la vida. Una vez más, Lionel Messi demostró que la terrible maldición que le impide ser un grande de la Selección Argentina, porque perdió su cuarta final con el representativo y se despidió de esa voluntad por ganar algo.

Calentura o fue solo que habló el corazón. Lo cierto es que la presión mediática es tan dura que “La Pulga” mostró sus sentimientos al poner fin a un sueño que quedó como la peor pesadilla de su carrera.

COPAAMéRICA2016

Por la revancha o la consolidación

Tal y como lo vivieran en 2015, un año después les vuelve a suceder. Argentina y Chile estarán frente a frente en el estadio MetLife de East Rutherford, de Nueva Jersey, para medir sus fuerzas y demostrar quién es el mandón, ahora sí, del todo el continente.

Después de un trayecto con altas y bajas, sobre todo para que los andinos que en la primera jornada se enfrentó a la Albiceleste y cayó 2-1 en Santa Clara, California, este domingo a las 19:00 horas se encontrarán por última vez en la Copa para ver quién se lleva el ansiado trofeo.

COPAAMéRICA2016

‘Fue mi último recurso’

El delantero de la selección de Perú, Raúl Ruidíaz, reconoció haber usado la mano como un recurso para poder anotar el gol con que Brasil quedó eliminado de la Copa América Centenario.

Ya de regreso en Lima, junto al seleccionado nacional, el jugador admitió su falta ante la Canarinha, situación que más allá de ser algo chistoso fue tomado por su conciencia como una forma de salvar a su equipo.

COPAAMéRICA2016

Argentina es la favorita

Vaya clase de futbol la que le mostró Argentina a Estados Unidos. Vaya estilo que impusieron los sudamericanos para demostrarle al mundo que ellos siguen siendo los mejores a nivel continental.

Con una goliza de 4-0, donde las estrellas Lionel Messi, Ezequiel Lavezzi y Gonzalo Higuaín acabaron con todo sueño de los estadounidenses, los pamperos se instalaron en la Final de la Copa América Centenario jugado en su propia casa.

El último sobreviviente de la zona Concacaf no tuvo más remedio que despedirse también con humillación, dando paso a una Final sudamericana.