COMERCIOINFORMAL

COMERCIOINFORMAL

La mafia de la fruta

Desde las ocho de la mañana se pone a picar la fruta, para a las once comenzar su jornada laboral. Tito, quien está muy lejos de su hogar, llegó a la Perla Tapatía por una oferta de trabajo, ya que en Veracruz, dice, no hay oportunidades laborales.  

Tiene 18 años y es vendedor de fruta en uno de los carritos ambulantes de color rojo. Cuenta que hay días de mucha venta, y otros, tranquilos.