CAVALIERS

CAVALIERS

Pudo más el orgullo

No estuvo en la duela cuando los Cavaliers de Cleveland  vencieron en siete juegos a los Guerreros de Golden State, pero aún así, Anderson Varejao tenía el derecho de recibir el anillo que lo acreditaba como campeón de la pasada temporada de la NBA.

Reglamentariamente el pivote brasileño podía reclamar el anillo tras haber jugado con Cleveland durante parte de la temporada, antes de ser traspasado a Portland en febrero y haber acabado cuatro días después en los Guerreros de Golden State Warriors, con quienes perdió la Final ante los Cavs.