CASOMONREAL

CASOMONREAL

Gracias, Santo Niño de Atocha

No oculta su fervor místico. El primer agradecimiento por estar vivo es al santo que adora desde la infancia: El Santo Niño de Atocha.

Ricardo Monreal, hoy diputado federal, conoce el vientre del sistema político mexicano. 

Es por eso que en esta ocasión opta por la mesura que por el dedo inquisidor que lo caracteriza. 

De corbata y traje negros, señal característica del luto, da una conferencia de prensa en un tono diferente a las que acostumbra. Lo acompañan su esposa y dos de sus hijas.