Voto electrónico, los retos ocultos en México

La imposibilidad de garantizar al cien por ciento la seguridad del voto por internet, los elevados costos tanto en infraestructura como en capacitación de personal, así como la falta de una legislación adecuada, hacen que este formato de sufragio basado en tecnologías de la información, no se pueda utilizar actualmente en el país de manera generalizada

El voto electrónico se vislumbra cada vez más como la mejor opción para que la ciudadanía pueda ejercer sus derechos

El voto electrónico se vislumbra cada vez más como la mejor opción para que la ciudadanía pueda ejercer sus derechos

Comparte esta nota

Con el creciente avance de las tecnologías, una posible reforma electoral en puerta y los elevados costos de la democracia en México, así como la gran cantidad de recursos naturales y humanos que se requieren para organizar los procesos electorales, el voto electrónico se vislumbra cada vez más como la mejor opción para que la ciudadanía pueda ejercer sus derechos político-electorales.

Sin embargo, a pesar de las bondades que puede traer consigo este formato de votación, aún existen muchas dudas respecto a temas como el voto por internet, quizá una de las formas más prácticas para que la ciudadanía pueda ejercer su sufragio, pero también una de las más vulnerables a ataques externos.

De acuerdo con Vladimir Chorny, investigador asociado de R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales, actualmente no hay forma de probar que la tecnología del voto por internet sea segura, ya que no existe un dispositivo que sea 100 por ciento invulnerable y estos sistemas pueden ser alterados de manera interna o por ataques con virus realizados por un hacker o una ruptura de seguridad

Además, explica que en México “debe cumplirse jurídicamente con dos condiciones: la publicidad de los resultados que garanticen que el voto por internet es seguro y funciona bien; y la segunda: garantizar la certeza absoluta de que el sistema es seguro y funciona como dicen que lo hace, una condición que es imposible de cumplir”.

Por su parte, el investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Julio Téllez Valdés, en su texto “Algunas Anotaciones sobre el Voto Electrónico en México”, de manera más amplia explica otros retos asociados al voto electrónico.

“No se garantiza la privacidad y secreto de la elección, además de que los datos, si no cuentan con los candados suficientes, pueden ser manipulados si no se tiene una estructura de seguridad informática y capacitación de recursos humanos”.

También dice que para una futura implementación de las urnas electrónicas en las elecciones, se requiere de reformas legislativas, de la confianza de partidos, autoridades y electores.

“El principal problema demostrado hasta ahora es la desconfianza del electorado, el temor que provocan los medios electrónicos y la distancia del soporte físico serán lo más difícil de superar”, considera el experto.

Superar los obstáculos para el voto electrónico

Para analizar el lado positivo del voto electrónico, Reporte Índigo entrevistó a Fernando Ojesto Martínez Manzur, maestro en Derecho por la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York y consultor internacional en materia electoral, quien aclara que el voto por internet es solo una de las modalidades dentro de una amplia gama de instrumentos que, de implementarlos, pueden traer consigo un sinfín de beneficios.

“Si bien es cierto que pueden haber ataques al sistema, eso no significa que sea un modelo que no se deba implementar. Se debe siempre trabajar en blindar la seguridad, pero no se puede esperar a que exista un sistema 100 por ciento invulnerable para que abracemos las nuevas tecnologías en materia electoral”
Fernando Ojesto Martínez ManzurMaestro en Derecho por la Universidad de Columbia y consultor internacional en materia electoral

“El INE tiene que seguir haciendo sus pruebas piloto, las cuales le han venido funcionando en los últimos años desde lo local y se han ido mejorando. Tenemos que confiar en la ciencia y en el desarrollo tecnológico. Si confiamos en muchos aspectos de nuestras vidas a la tecnología, por qué no comenzar a hacerlo también en materia política-electoral”.

Ojesto Martínez enumera una serie de aspectos en los que la implementación del voto electrónico en sus distintos formatos podría ser benéfico para el país.

“Con estas maneras de votar lo que se está buscando es aumentar la participación de la ciudadanía en materia electoral para que hagan valer sus derechos. De ahí debe partir la discusión. Ya sea si es para las personas en el extranjero o para quienes tienen algún problema que no les permite ir físicamente a las casillas.

“En segundo lugar, creo que también debemos de ver el tema de la rapidez y eficacia, algo en lo que el voto electrónico puede ayudar mucho es para temas como el conteo, por ejemplo. De igual manera se abarata el sistema electoral, ya que se requiere de menos personal y sabemos que la impresión de boletas implica un costo millonario, algo que se puede evitar”.

El experto en la materia agrega que también se evitaría la quema de votos y las controversias por la custodia de los paquetes electorales.

“Sabemos que una elección puede ser anulada si en algún momento se pierde la cadena de custodia y se cuestiona el lugar en donde estuvo el material electoral, ya que se pueden manipular las boletas, algo que con el voto electrónico se puede resolver”.

Sistemas a prueba

Actualmente, en México el sufragio por internet ha sido implementado en 2021 y 2022 en las elecciones estatales, únicamente para los residentes mexicanos en el extranjero sin que se hayan presentado inconvenientes.

A nivel internacional, existen diversos sistemas de votación electrónica que han cobrado popularidad y han sido utilizados para elecciones gubernamentales y para referéndums en países como Reino Unido, Estonia y Suiza; en Canadá se les ha utilizado para elecciones municipales y en Francia y Estados Unidos, para elecciones partidarias.

En México el sufragio por internet se utilizó en 2021 y 2022 en las elecciones estatales únicamente para los residentes mexicanos en el extranjero sin que se hayan presentado inconvenientes

También puedes leer:

La legislación que se necesita para poder implementar el voto electrónico en México

Voto electrónico, transición lenta pero segura

Salir de la versión móvil