Reporte Indigo

SARS-CoV-2

Unidad y fuerza en países desarrollados para combatir la pandemia

El trabajo en equipo entre los distintos países, especialmente los más desarrollados, es fundamental para que la pandemia sea controlada

El trabajo en equipo entre los distintos países, especialmente los más desarrollados, es fundamental para que la pandemia sea controlada

A lo largo de la historia de la historia de la humanidad no es la primera vez que el factor de la desigualdad interviene como uno de los mayores retos a vencer cuando de combatir una pandemia se trata.

Cuando surgió el VIH, o incluso el virus de la Influenza, estimaciones de la Organización Mundial de la Salud indican que las naciones más pobres iban por lo menos una década por detrás en cuanto a tratamientos se refiere en comparación con las países desarrollados y acaudalados.

En un esfuerzo internacional para tratar de evitar que esta realidad se repita con la pandemia de coronavirus, la OMS, la Alianza Mundial para el Fomento de la Vacunación y la Inmunización (GAVI) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) crearon el Mecanismo COVAX para el Acceso Mundial a las Vacunas.

“Es parte del Acelerador del Acceso a las Herramientas contra la COVID-19. Lanzada en abril de 2020, se trata de una iniciativa internacional patrocinada por los gobiernos, las organizaciones de salud, las empresas, la sociedad civil y varios filántropos que busca garantizar un acceso equitativo a la vacuna contra la COVID-19”, explica el documento “Nadie estará a salvo hasta que todos los estén” del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

No obstante, a pesar de que gracias al mecanismo COVAX se han distribuido más de 59 millones de vacunas en 122 países, la acumulación de las dosis por parte de los países ricos, las deficiencias crónicas en materia de inversión y los problemas de abastecimiento han impedido que este mecanismo produzca todos los beneficios de los que sería capaz.

La OMS, la Alianza Mundial para el Fomento de la Vacunación y la Inmunización y el UNICEF crearon el Mecanismo COVAX para el Acceso Mundial a las Vacunas, con lo cual buscan combatir la desigualdad en la distribución y adquisición de este producto

“El mundo solo podrá recuperarse de la pandemia ocasionada por la COVID-19 si se garantiza un acceso más justo y más rápido a las vacunas para todos. Es el momento de intensificar el esfuerzo mundial para lograr que todos los países tengan las herramientas y los recursos que necesitan para lograr controlar el virus”, asegura la ONU a través del UNPD.

Por su parte, el Dr. Salvador Vázquez Figueroa, especialista y consultor de Becton Dickinson en Microbiología, Patología Clínica e Infectología, comenta en entrevista que el acceso a las vacunas para todos es fundamental, pues ante esta enfermedad, las vacunas llegaron para quedarse.

“Cada año o con cierta periodicidad tendremos que inocularnos contra este virus y sus mutaciones. Así será hasta que no conozcamos de manera más amplia su comportamiento.

“Las fórmulas que existen actualmente y con las que se ha estado inoculando a la población no son efectivas contra todas las variantes, por eso, las investigaciones y el desarrollo por parte de la comunidad científica debe de continuar para cada vez desarrollar mejores vacunas”.

También puedes leer:

Vacunas COVID-19, carrera contra la desigualdad

Más allá del desarrollo de la vacuna, la distribución equitativa

Exit mobile version