¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
doPlay

LGBTTI+

Una luz en el camino

Pablo Espindola

La aprobación de la iniciativa en el Senado que reconoce los derechos de seguridad social de las parejas del mismo sexo en el país es el primer paso para saldar la deuda histórica con la comunidad LGBTTI+ en México, pero aún existen pendientes como la homologación del matrimonio igualitario a nivel nacional


Nov 9, 2018

Un trámite que le tomaría a cualquier pareja 15 minutos, a Luis Ignacio Guzmán García y a Gerardo Martínez les costó dos años de su vida por ser homosexuales.

Ellos se casaron en 2010 en la Ciudad de México y se enfrentaron a la discriminación por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quien no quería reconocerlos como un matrimonio. Tras una larga lucha y trámites gubernamentales, consiguieron en 2012 ser la primera pareja del mismo sexo en tener las mismas prestaciones de seguridad social que una heterosexual.

Ahora, seis años después, el Senado de la República aprobó una iniciativa para reformar la Ley del IMSS y del ISSSTE y así reconocer los derechos de las parejas LGBTTI+ en todo el país; una victoria que marca un gran precedente, pero que también muestra los retos que aún faltan por superar: conseguir a nivel nacional el matrimonio igualitario, el reconocimiento de identidad de género de las personas trans y una legislación para otorgar salud integral.

El martes 6 de noviembre, por unanimidad con 110 votos, la Cámara Alta aprobó un dictamen que otorga derechos de seguridad social a matrimonios gay, promovido por el senador Germán Martínez Cázares, próximo titular del IMSS

“Tiene que haber la aceptabilidad sin pretextos. No más discriminación. No más esa enfermedad que permite ver los colores. Quien no vea los colores no está viendo la diversidad, un México distinto”, planteó el expanista.

El proyecto reconoce los derechos de las personas del mismo sexo que suscriben una unión civil, principalmente el del acceso a pensión por viudez y atención médica. Cualquier beneficio derivado del régimen de seguridad social se adquiere por el hecho de pagar la cuota correspondiente al financiamiento de ese seguro y no por el sexo de los afiliados, por lo que no hay razón para negarlo. Aun falta la aprobación de la Cámara de Diputados.

“Fuimos la primera pareja en acudir al Seguro Social el 6 de abril de 2010 a solicitar la afiliación para que se reconociera nuestro matrimonio. Lo primero que obtuvimos fue una negativa y con eso comenzamos una serie de acciones legales, que fue un juicio de amparo, una queja ante la Conapred y ahora ya por fin se modifica la Ley del IMSS y la del ISSSTE, dejando claro que somos sujetos de los mismos derechos que cualquier pareja heterosexual”, explica Guzmán.

Los rezagos más importantes

■ Conseguir a nivel nacional el matrimonio igualitario

■ El reconocimiento de identidad de género de las personas trans

■ Una legislación para otorgar salud integral a la comunidad LGBTTI+

Derechos esperados

Las activistas Judith Vázquez y Lol Kin Castañeda Badillo fueron el primer caso en la Ciudad de México en pedir seguridad social para una pareja del mismo sexo. Tuvieron que pasar nueves meses para que finalmente esta situación se resolviera a su favor.

“Ese amparo estaba hecho a partir de los criterios que ya había puesto la Suprema Corte de Justicia y antes de entrar en vigor, Felipe Calderón, desde la Presidencia, de la mano de Javier Lozano a través de la Secretaria del Trabajo, interpuso un recurso de revisión para que no fuera ratificado, es decir, todo el estado mexicano volcado desde las instituciones litigando en contra de una persona para ignorar sus derechos, así de grave fue”, recuerda Castañeda.

En 2011, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) emitió una resolución por disposición, la número 2 del 2001, con la que le solicitaba al IMSS y al ISSSTE comenzar a registrar a las personas del mismo sexo, pero ésta no era vinculante, por lo que el Seguro Social la recurrió y emprendió un juicio ante el Tribunal de Justicia Administrativa.

“A mí me llamaba mucho la atención porque no obstante de no querer registrar nuestro matrimonio o el de las parejas del mismo sexo, se pusieron a litigar en contra”, dice Guzmán, presidente del Consejo Consultivo de Cohesión de Diversidades para la Sustentabilidad A.C.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación, desde el 25 de diciembre de 2015, determinó la constitucionalidad del matrimonio entre personas del mismo sexo, situación que obliga al reconocimiento de todos aquellos derechos que se derivan de la unión matrimonial. Si bien desde esa fecha comenzaron a registrarse parejas del mismo sexo ante el IMSS y el ISSSTE, aún hacen falta muchos beneficios para tener los derechos plenos

Castañeda comenta que el dictamen aprobado es perfectible y hay que analizarla a detalle para ver si es necesario hacer una enunciación específica y que no quede margen de interpretación. También se tendría que revisar el tema del tiempo para acceder a una pensión de viudez, ya que si el matrimonio tiene menos de seis meses no puede gozar de ella; y si una persona mayor de 55 años se casa tiene que esperar al menos un año, antes de fallecer, para que su cónyuge tenga derecho de pensión. Esto se aplica para todas las parejas

“Esta aprobación es un gran acierto, me parece que este Senado envía un mensaje a todo México: a ver, el gobierno había promovido la desigualdad y la discriminación, y acá no lo vamos a sostener, no será la forma de hacer política, no será la forma de representar a la gente”, opina Castañeda.

Por su parte, Guzmán García confía que la aprobación de la iniciativa en la Cámara de Diputados se vuelva una completa realidad. “Esto se convirtió en una lucha de muchos y de muchas, las cosas no han sido fáciles, pero son pequeños logros que se tienen que festejar, claro también debemos señalar lo que hace falta, que además del matrimonio igualitario, está el reconocimiento de identidad de género de las personas trans, porque siguen siendo el grupo más discriminado”.

Para el activista gay regiomontano Mario Rodríguez Platas, esta iniciativa propuesta originalmente en el 2010 no es ningún logro, porque falta que llegue a la Cámara de Diputados y lo único que hicieron fue darle carta de naturalidad a un ejercicio jurisdiccional de la corte.

“Ahora que viene Germán Martínez como senador y que será el próximo titular del IMSS, la comunidad gay le reclama a Morena ese nombramiento. ¿Qué pasa entonces?, Ricardo Monreal le pide a Martínez que meta esta iniciativa de reforma. Morena nos está utilizando, qué casualidad que fue la primera iniciativa que meten y qué casualidad que lo hace el futuro director del IMSS”, cuestiona Rodríguez Platas.

El activista asegura que si Morena quiere demostrar realmente su apoyo a la comunidad LGBTI debe luchar por promover el matrimonio igualitario en toda la nación ahora que tiene la mayoría en el Congreso de la Unión.

Continúa leyendo

¡Lo logramos! Por Hidalgo Neira

¿País vanguardista o discriminador? Por Laura Islas


Notas relacionadas

Nov 9, 2018
Lectura 4 min

LGBTTI+

¿País vanguardista o discriminador?

Laura Islas


Nov 9, 2018 Lectura 4 min

Nov 9, 2018
Lectura 6 min

LGBTTI+

¡Lo logramos!

Hidalgo Neira


Nov 9, 2018 Lectura 6 min

Comentarios