"...Este hombre llegó al grado de colocar cabezas de cerdos afuera de las residencias de sus víctimas de extorsión”

Muchos en San Pedro conocen bien a Edelmiro Sánchez Hernández: lo señalan como extorsionador e integrante de un grupo dedicado al despojo de terrenos.

Su pasado como acusado de narcotráfico y su presente como operador de la cúpula panista continúan destapando un negro expediente que pone a este hombre bajo la lupa de las autoridades.

Y es que en su declaración ministerial ante la fiscalía número 3, localizada en la Agencia Estatal de Investigaciones, Sánchez Hernández se mantuvo en su dicho.

Que habló por teléfono con el ex diputado panista Hernán Belden justo cuando éste fue privado de su libertad el viernes 7 de septiembre, para luego ser asesinado en La Huasteca.
Sin embargo el largo registro de actos de Sánchez Hernández, de su pasado y su presente, muestra que existen elementos que denotan una dudosa calidad moral.

Y más cuando luego de las publicaciones surgen fuentes particulares que narran cómo este hombre tiene varios conflictos por disputas de tierras y por haber tratado de extorsionar a sampetrinos.

Según una fuente particular que solicitó el anonimato, este hombre llegó al grado de colocar cabezas de cerdos afuera de las residencias de sus víctimas de extorsión, con el fin de amedrentarlos y de presionarlos para que cedieran propiedades.

Entre los predios invadidos por el abogado y operador panista, están uno en la zona cercana a la presa Cerro Prieto, en Linares, y otra más en el municipio de Santiago.

Según las víctimas, la manera de presionar a los particulares para que se desistan de acusarlo ante las autoridades, es mediante llamadas amenazantes y advertencias de ataques contra las familias.

Que cuando busca apropiarse de un terreno, entra con gente armada al predio y toma posesión para luego pelear la propiedad por vías civiles o penales con argucias legaloides.

Incluso, con la participación de algunos notarios públicos coludidos con este abogado.

Hay que recordar que su padre, Edelmiro Sánchez Sánchez, fue presidente del Colegio de Notarios de Nuevo León, un enclave priista por muchos años, contrario a la posición que ahora ostenta su hijo en el PAN.

Por ello es cada vez más extraño que los panistas de Nuevo León y de la cúpula nacional hayan abierto sus puertas a este hombre, que entró hasta la cocina del partido.

Y también lo es que el ex diputado panista Hernán Belden conviviera de cerca e hiciera política con un abogado con el pasado de Sánchez Hernández.

Porque el último hombre que escuchó al ex legislador, justo cuando era plagiado para ser asesinado posteriormente, no sólo fue acusado de narcotráfico hace ochos años, cuando fue detenido con otro hombre en una camioneta que transportaba 87 kilos de marihuana.

También, es ahora señalado por el despojo de terrenos y por extorsionar a los verdaderos propietarios de los predios con amenazas y mensajes sombríos.

Sin embargo, hasta este fin de semana la Procuraduría de Nuevo León todavía examinaba la posibilidad del arraigo, porque no tenía elementos suficientes para considerar a este hombre como sospechoso.

Incluso, uno de los puntos que revisaba la fiscalía que lleva el caso del homicidio de Hernán Belden, es precisamente la coincidencia, o no, de la llamada telefónica entre Edelmiro Sánchez y el ex diputado.

Esto, porque la hora del telefonema puede, o no, ser congruente con el momento en que el GPS señala que el panista sampetrino se encontraba en la colonia Doctores, de donde presuntamente fue plagiado para luego ser asesinado en La Huasteca.

Pasos de mafioso

7 septiembre
Plagian al ex diputado Mauricio Fernández revela el secuestro del ex legislador albiazul, Hernán Belden. Afirma que fueron Los Zetas. Esa madrugada también atacaron a tres jóvenes en la colonia del Valle.

17 de septiembre
Mauricio va al banquillo
El alcalde de San Pedro comparece por tres horas ante el Ministerio Público por la información que ventiló ante los medios de comunicación sobre el caso del homicidio de Belden.

18 septiembre
Ugo avisó a Mauricio

Reporte Indigo publica que el alcalde electo de San Pedro, Ugo Ruiz, avisó a Mauricio Fernández. Y que éste a su vez fue alertado por el abogado Edelmiro Sánchez.

19 de septiembre
Desatan pleito

Mauricio Fernández califica al Procurador, Adrián de la Garza, como “hocicón” por supuestamente filtrar información de quién le había a visado a quién.

19 septiembre
Citan a operador del PAN

Tanto Edelmiro Sánchez, como el alcalde electo de San Pedro, Ugo Ruiz  acudieron al Ministerio Público a rendir su declaración por el caso Belden.

20 septiembre
El Nexo Peligroso de Belden

Fuentes panistas ubican a Edelmiro Sánchez como operador secreto del CEN en la recolección de dinero para las campañas albiazules, con conexiones peligrosas.

21 septiembre
El asesinato de Belden le pega a la cúpula panista

Edelmiro Sánchez es relacionado con Jorge Villalobos, vicecoordinador del grupo parlamentario del PAN y operador político de Gustavo Madero.

21 de septiembre
También pega a panistas locales

Señalan a Víctor Fuentes Solís (diputado federal por distrito 4) y a Juan Carlos Ruiz (diputado local por el distrito 7) como panistas relacionados con Edelmiro Sánchez.

Extorsión: arma contra militancia

El abogado que vería al ex diputado muerto en La Huasteca también utilizaba la intimidación dentro del partido.

En el PAN de Nuevo León el polémico abogado Edelmiro Sánchez Hernández tenía una forma peculiar para negociar: la presión y la extorsión eran sus armas preferidas.

El polémico abogado no tenía problemas para recurrir a las amenazas y lograr con ellas sus objetivos en las negociaciones que tenía con los liderazgos albiazules de Nuevo León.

El oscuro operador político presumía en las negociaciones sus relaciones con la cúpula del CEN del PAN y con Jorge Villalobos, secretario particular de Gustavo Madero.

El trabajo político de Edelmiro Sánchez se puso al descubierto a raíz de la ejecución del ex legislador local Hernán Belden, asesinado el pasado 7 de septiembre en La Huasteca.

Edelmiro Sánchez fue el último hombre que habló por teléfono con el ex diputado local de San Pedro.

Reporte Indigo ha publicado la red de poder y de relaciones que logró tejer Edelmiro Sánchez Hernández, un abogado que hace ocho años enfrentó una acusación por tráfico de drogas en Nuevo León.

Ése era su poder: el del intermediario del CEN.

Y Edelmiro Sánchez lo ejercía para impulsar nombramientos entre el panismo de Nuevo León, conseguir posiciones dentro de los gobiernos municipales y ofrecer sus servicios de cabildeo en el Comité Ejecutivo Nacional del PAN.

Hoy la alcaldesa electa  Margarita Arellanes se desliga de Sánchez Hernández, sin embargo este oscuro operador trabajó en Monterrey para su campaña electoral.

Edelmiro Sánchez tuvo injerencia en la designación de algunos de los regidores que integraron la planilla de la panista, que fue elegida –no por ella- sino precisamente por el Comité Ejecutivo Nacional.

Fuentes panistas refieren de una reunión celebrada hace unas semanas en un restaurante encabezada por Arellanes, en la que Edelmiro Sánchez exigió cargos públicos y ejerció su derecho de veto contra algunos de los funcionarios propuestos por la edil albiazul.

El plan de Sánchez Hernández era conformar una estructura de operadores políticos en los próximos gobiernos municipales metropolitanos emanados del PAN.

Hernán Belden, el legislador asesinado el pasado 7 de septiembre en La Huasteca, se perfilaba para ocupar la secretaría de Desarrollo Económico del Municipio de Monterrey.

Sánchez apoyó a Belden en el trabajo electoral que realizó en el poniente de San Pedro, donde se ubican las colonias populares del municipio.

La de economía era una de las áreas que curiosamente estaba pidiendo a Ugo Ruiz, el alcalde electo de San Pedro, a quien el día del asesinato vería junto con el ex legislador albiazul.

Sánchez Hernández también sacó provecho a su rol de intermediario del CEN en el proceso de designación de candidatos que hubo previo a la elección dentro del partido.

En el pasado proceso electoral, el Comité Ejecutivo Nacional albiazul decidió designar candidatos en la mayoría de los cargos de elección popular, tanto estatal como federal.

Hay panistas que señalan a Edelmiro Sánchez como responsable de la supuesta venta de candidaturas que hubo dentro del partidio para el pasado proceso electoral.

Hay testimonios que refieren que Sánchez Hernández ofrecía mover sus contactos en el CEN para conseguir una de las candidaturas a cargos federales y locales.

Versiones aseguran que este polémico operador les pedía entre 3 y 5 millones de pesos para gestionar ante el CEN su designación.

El monto variaba si se trataba de un distrito azul considerado ganable, o de uno muy competido.

En los círculos azules señalan el caso del empresario Juan Carlos Casado,  quien aseguraba tener la candidatura panista a la Alcaldía del PAN de Santa Catarina.

Pero finalmente la nominación fue para el ex legislador local Víctor Pérez, quien logró que de último momento el CEN decidiera llevar a cabo una elección interna entre los militantes.